Save the Children ha asegurado que los escolares de todo el mundo han perdido mas de un tercio de curso escolar debido a la pandemia

El cierre de centros y la falta de acceso a internet han hecho a los niños perder un promedio de 74 días

Los niños de todo el mundo han perdido desde el inicio de la pandemia de coronavirus una media de 74 días de educación cada uno, más de un tercio del curso escolar, debido al cierre de centros y a la falta de acceso al aprendizaje a distancia, según un estudio publicado este martes por la ONG Save the Children.

El análisis de la ONG, basado en datos de 194 países, estima que los días sin educación de todos los menores afectados ascendieron en total a 112.000 millones a nivel global, una cifra que esconde una acusada brecha entre zonas geográficas de diferentes niveles de desarrollo.

Los cierres de centros educativos comenzaron en todo el mundo en febrero de 2020, y el 11 de marzo la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia, lo que que empujó al 91 % de los estudiantes del mundo fuera de la escuela en su punto álgido, señala la ONG.

En España los centros educativos se cerraron en marzo, en un primer momento solo por dos semanas, aunque después, en la mayoría de las comunidades autónomas, la suspensión de las clases presenciales se prolongó hasta septiembre.

El triple de días sin educación en América Latina

Los niños del sur de Asia, América Latina y el Caribe, por ejemplo, perdieron cada uno de media 110 días de educación, casi el triple que el alumnado de Europa Occidental (38 días) y más del doble respecto a otras zonas de Europa y de Asia (unos 46 días).

En otras regiones del mundo, como el África subsahariana, el tiempo desaprovechado en el curso escolar fue de 69 días, mientras que en Oriente Medio la cifra escaló hasta los 80 días, contados desde febrero de 2020, cuando se decretó por primera vez el cierre de colegios en varios países del mundo para frenar el avance de la COVID-19.

La falta de acceso a la educación lastró especialmente a los niños refugiados, con discapacidades o de familias vulnerables o en zonas rurales, una problemática que Save the Children alerta que no es exclusiva de países en vías de desarrollo.

En los Estados Unidos, más de 15 millones de estudiantes de colegios públicos carecían de conexión a internet para la educación a distancia, según la ONG, una proporción superior a la de casi todos los países europeos, exceptuando Bulgaria y Rumanía.

«Las consecuencias para los jóvenes es que habrá un retroceso en su progreso escolar», ha señalado a Efe Victoria Ward, directora de Save the Children en América Latina y el Caribe, donde advierte que todo un curso de parón educativo puede tener un impacto «enorme» a nivel económico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.