¿Un canto político del cisne negro de Galapagar? Por Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho por la U.C.M. (Cum Laude) Licenciado en Derecho. Certificado-Diploma de Estudios Avanzados. (Fundamentos de Derecho de la U.E. y problemas actuales en el ámbito del Derecho Público). Licenciado en Ciencias Políticas. Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Fue Grecia, cuna de culturas, la que a través de su Mitología (Siglo III) a C. la que nos habla de un último gesto o cántico procedente del Cisne previo a su retirada.

En sentido alegórico o figurado, significaría según dicha Mitología, entonar una bella canción previa a un repliegue final.

Pero realmente, según los expertos, refiriéndose al Cisne europeo, no se le conoce por su musicalidad, al carecer de la misma, sino más bien como graznido o modismo referido a cualquier trabajo final.

Comparativamente, podría se asimilado al ¿abandono? de nuestro Gobierno, del vicepresidente segundo, y cabría preguntarse razones, pero caeríamos en especulaciones probablemente confusas con la auténtica realidad.

Lo más probable es que ambos se equivocasen al adoptar la decisión inicial, ya que generalmente los políticos navegan entre errores, y lo que resulta peor, se dirigen a la población con inexactitudes políticas.

¿Recuerdan Vds. aquella famosa frase de Sánchez a Iglesias, el pasado 12.11.19 refiriéndose a que le quitaría el sueño o no podría dormir por las noches en un gobierno de coalición?

Pues bien, 4 meses antes, (10.7.19) este Columnista adelantó en este mismo Medio, su incredulidad hacia tal afirmación, mediante un Artículo basado en un proverbio árabe, titulado: UN NO, SIGNIFICA UN MEDIO SÍ.

No me digan, que no se sintieron decepcionados después de esta añagaza política.

En el mismo Artículo, nos preguntábamos si este era un país políticamente mayormente de crédulos, pero quizás con un riesgo calculado por ambos, principalmente por el astro rey, ante su particular bola de cristal.

El convulso devenir político de este País nos sitúa, curiosamente, ante la figura del Sr. Iglesias, reinventado en una especie de CID CAMPEADOR, EL CUAL ACUDE EN AUXILIO DE PODEMOS, bajo la aparente ignorancia de otros responsables políticos, o bien pregunto, ¿se trata de una estrategia para unir fuerzas posteriormente?. Ya se verá.

Por otro lado, y bajo el punto de vista gubernamental, ¿habrá llegado el hartazgo o estragamiento a las proximidades del Sr. Sánchez? También se verá, ya que lo tengo por un “maquia-estratega” innato.

O quizás, lo que, en el mundo del trapecio, se denomina, triple salto mortal sin red: una conjunción final de fuerzas para hacerse con el Gobierno de Madrid, considerando los votos de 2019, de Podemos (180.000), Más Madrid (471.000), y PSOE (880.000), al igual que la Obra de Delibes La sombra del ciprés sigue siendo alargada.

¿Qué sería lo ideal?, pues que surgieran una especie de “toperas” las cuales sirven para qué los trenes no choquen en los metros finales de las estaciones de ff.cc y cada cual, permanezca en disminución, ya que, a este Estado, nunca le ha venido mal un poco de izquierdas sin acritudes bolivarianas.

Y es que, a la derecha actual, le falta todavía crecer políticamente, al no convencer sus últimas “añadas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.