¿Y si el diputado Romero va al psicólogo? Por Iñigo Landa Larrazabal

Una de las múltiples polémicas de ayer la protagonizó el diputado franquista (adscrito en el Grupo Popular-PPCarmelo Romero dirigiéndose al diputado Íñigo Errejón. Y es que después de que el portavoz de Más País instara al Gobierno a incrementar los esfuerzos en salud mental, la voz del cafre popular se dejó oír en todo el hemiciclo: «¡Vete al médico!«.

Un comentario que no tardó en ser reprendido por gran parte de la bancada, y que posteriormente fue muy comentado en las redes sociales. Cierto es que le han obligado a disculparse en Twitter pero, vista la misma, suena a que ni se la cree ni la siente. La mejor disculpa de un cargo público se llama dimisión ya que los perdones son más aplicables al ámbito personal. Dicho de otra manera, las irresponsabilidades se asumen dimitiendo, no tuiteando. Y si este tipo se comporta así en el Congreso de los Diputados, imaginen cómo se puede llegar a comportar este facha en su casa o en el bar de su pueblo.

Y ahora me dirán eso de «mi manía» de llamar fachas y franquistas a los fachas y franquistas. Espero que el pantallazo de este tuit del citado aclare por qué se lo llamo.

Gentuza de semejante calaña cobra del Erario público porque no tienen donde caerse muertos y suelen ser «noticia» por lo acontecido ayer o por otras «perlas» como la de criticar las inspecciones de trabajo en el campo de Huelva porque «manchaban el buen nombre del sector«. Con posterioridad, en el 70% se encontró fraude laboral. No dijo nada ni en Twitter. Lógicamente no pidió perdón. Tampoco digo nada raro. Por la zona onubense de Palos le conocen de sobra porque, ¿Quién es el franquista Carmelo Romero? De entrada, este incompetente es diputado del Partido Popular por Huelva. Lleva diez años en el Congreso de florero haciendo NADA (salvo cobrar) pero, por aquello de las luchas internas por el poder en el corrupto PP conducen a que Pablo Casado no le haya mandado hoy mismo a su casa de Palos de la Frontera (ya que el facha declarado Romero es del sector de Juanma Moreno, así que, ni tocar).

Se trata de funcionario en excedencia de la Junta de Andalucía que es alcalde de Palos de la Frontera (Huelva) desde 1995 y ha sido también diputado del Parlamento andaluz entre 2000 y 2004. Desde 2011 compatibiliza su cargo en el Consistorio de Palos con el de diputado nacional por Huelva. En 2019 encabezó la lista del PP por Huelva en sustitución del JETA Juan José Cortés, el padre de la niña Mari Luz.

Otro asunto que le acarreó numerosas críticas a nivel local fue la creación el pasado mes de septiembre, con ocasión del inicio del curso escolar, de lo que denominó «Señora Covid«, en referencia a las personas que realizarían labores específicas de limpieza y desinfección diariamente para combatir el coronavirus durante la jornada escolar. Y no se quedó ahí: «Si fuesen hombres serían técnicos especialistas en Covid«. Olé!!!

Con todo, cada Pueblo tiene lo que se merece y si quieren que sea el alcalde el que quiere el vecino que sea el alcalde, allá ellos con este botarate. Pero que la ciudadanía de «Marca España» pague a este franquista su segunda nómina en el Congreso de los Diputados, va a ser «como de que no«. Un señorito que se burla del problema de salud mental no puede seguir viviendo del dinero público ni medio minuto más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.