Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Galicia denuncian la “inaceptable” demora en la concesión de licencias urbanísticas municipales

El Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos, que representa a los Colexios de Arquitectura Técnica de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra, denuncia la “inaceptable” ralentización del proceso de concesión de licencias urbanísticas por parte de la mayoría de Concellos de la comunidad autónoma de Galicia. El presidente del Consello Galego de Aparelladores e Arquitectos Técnicos, Pelayo C. Eyo Valladares, así se lo transmitió recientemente a la Administración autonómica a través de una videoconferencia que abordó el Pacto Social pola Vivienda 2021-2025 con los protagonistas del sector.

El Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos destaca “la importancia capital” que tienen las licencias municipales para el desarrollo y ejecución del Plan Social pola Vivenda 2021-2021 impulsado por la Xunta a través de la Consellería de Medio Ambiente, Infraestructuras e Vivenda, que gestiona Ánxeles Vázquez. Pelayo C. Eyo Valladares recordó recientemente tanto a la conselleira como al director general del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), Heriberto García Porto, que la Lei 2/2016 do Solo de Galicia fija un plazo máximo de tres meses para la concesión de una licencia urbanística municipal. “Hoy el tiempo medio de concesión se establece entre 18 y veinte meses”, recordó el máximo representante de los ‘aparelladores’ de Galicia. A su juicio, “en una sociedad moderna y competitiva esta demora es inaceptable”.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda solicitó a través de videoconferencia a los aparejadores y arquitectos técnicos de Galicia su implicación para poner en valor las villas y ciudades de Galicia. La Xunta movilizará 72 millones de euros en 2021 en varias líneas de actuación en materia de vivienda: 28 millones para facilitar el acceso a la vivienda; más de 35 millones en rehabilitación y renovación urbanas y otros ocho millones a suelo residencial. La Administración autonómica pidió también su implicación para impulsar el Pacto Social pola Vivenda 2021-2025, la hoja de ruta pensada para familias y empresas y que servirá para relanzar la reactivación económica y social de Galicia.

¿Qué aportan los aparejadores al Pacto?

El Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos está a disposición de la Administración autonómica. Y, para que el desarrollo del Pacto Social pola Vivenda 2021-2025, ofrece su estructura colegial técnica y humana con presencia física en las siete grandes ciudades de Galicia, el capital de más de 2.500 profesionales con amplia cualificación en construcción y rehabilitación que conocen el territorio y la sociedad gallega y, sobre todo, el visado colegial, “una herramienta efectiva que asegura el control de la legalidad y acelera el proceso de concesión de licencias”.

También ofrece la experiencia en la colaboración entre Colexios de Aparelladores y el IGVS en la gestión y control de subvenciones en casos similares al que nos ocupa.

Los aparelladores de Galicia transmitieron a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda que la rehabilitación, regeneración y renovación del parque de viviendas de Galicia debe ser protagonista en el Pacto Social pola Vivenda 2021-2025 porque es necesario y urgente “mantener y conservar el patrimonio construido; fomentar y mejorar la eficiencia energética de las viviendas y, también, proteger los inmuebles del gas radón”. En este sentido, solicitó “bonificaciones fiscales”. Y, al mismo tiempo, reivindicó “reducir la demanda de nuevos desarrollos urbanísticos”.

Respecto a los aspectos que son mejorables en el ámbito de la construcción y la vivienda en Galicia, Pelayo C. Eyo Valladares insistió en la reciente videoconferencia en la que participó Ánxeles Vázquez y Heriberto García Porto que la demora que presentan las autorizaciones urbanísticas municipales son una traba para desarrollar el

Pacto Social pola Vivenda 2021-2025. También propuso simplificar todos los trámites de autorizaciones sectoriales en la concesión de las licencias urbanísticas.

Agilizar las licencias municipales

¿Qué soluciones propuso el Consello Galego de Colexios de Aparelladores y Arquitectos Técnicos para salvar esta barrera? Por ejempo, según explicó el presidente del Consello Galego, “dotar de mayor capacidad técnica a los Concellos de Galicia para que puedan incrementar sus plantillas y que éstas puedan hacerle frente a ese reto” de agilizar procesos administrativos. Pelayo C. Eyo cree que, sin inmiscuirse en cómo debe ser la gestión de las administraciones locales, los Ayuntamientos gallegos deberían destinar parte de sus ingresos por tasas e impuestos de licencias “en reforzar sus equipos de personal técnico y así poder reducir unos plazos que hoy son inasumibles”.

El Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos también plantea, en lo referente a la cuestión de las licencias urbanísticas, que pasados tres meses desde que se presenta una autorización, “los solicitantes puedan instar a la administración local para que sea más diligente en la contestación a esa solicitud de autorización de licencia para construir, por ejemplo, una vivienda”. Los aparelladores de Galicia, a través de su presidente, también le transmitieron a la Administración autonómica su preocupación sobre el resultado final de una licencia urbanística dependiendo de qué técnico municipal la analice. “La normativa municipal no es clara y da pie a diferentes interpretaciones; por eso, dependiendo de qué técnico informe sobre una solicitud; el resultado final será uno u otro”, denunció el presidente del Consello Galego de Colexios de Aparelladores e Arquitectos Técnicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.