DESDE LOS CANTONES. El hasta ahora alcalde de Ames nuevo Delegado del Gobierno en Galicia. Por Por Celso Ferreiro Cobas

Don Javier Losada ha cesado como Delegado del Gobierno en Galicia cargo en el que llevaba 3 años. Con su sustituto se cumplen el número 13 de la serie inaugurada por el Doctor García Sabell que alternó el oficio con la presidencia de la Real Academia Gallega de la Lengua. Don Javier Losada, como funcionario “servicial” de Don Francisco Vázquez, látigo del BNG, llegó a sucederle en la alcaldía. A falta de mayoría para obtener el bastón de mando municipal pactó con el BNG y dio la vuelta a la política de Vázquez convirtiéndose en esa clase de personajes que producen un punto de añoranza, de melancolía, de buñuelos de viento que se sabe que se están comiendo en otro lado. Jactancioso pregonaba que “se sentía cachondo” como Alcalde y anunciaba “la gran Coruña”, “la Ciudad del Empleo” y su filosofía de “gobernar con valor” y “apostar por los principios socialistas ante la crisis económica”. Le sucede D. José Miñones, alcalde de Ames, ayuntamiento cuyo regidor, si las normas no han cambiado gozaba de mayor retribución que el alcalde de Santiago.

Otrosí Digo

La discrecional pecuniaria municipal, por su diagrafía, suscita muchas reticencias. Veamos. Negreira (PP) rebajó la nómina un 3%, y de 14 concejales eliminó de la nómina a 3 concejales, cuyas funciones asumieron otros ediles. Losada-Tello (PSG y BNG) se elevaron el sueldo un 70%. Como un “Carrefour” de avivados en su balance de gastos registraron: 750.000 € en servicios postales, 271.000 € en relaciones públicas, en diversos 1.290.167,69 € y en reuniones y conferencias 230.900 €. La Marea rebajó considerablemente las cuentas del alcalde y de sus ediles. La actual alcaldesa realizó un reajuste y pasó a percibir 69.218 €, esto es, 30.000 € más que su antecesor.

Anécdota

La presentación periodística carece de intenciones comprobables de los grandes proyectos aurorales, como la reforma de los Cantones y la ocupación de los muelles de San Diego ofreceremos sobre el tema una entrega próxima. Giscard, Chirac, Zarkozy, en la política francesa coincidían: “si la juventud es una gran ventaja para conquistar el poder, es una debilidad en el momento de ejercerlo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.