El Compos vuelve a salir perjudicado por las decisiones arbitrales

La SD Compostela vuelve de vacío de Soria tras un partido en el que jugó de tu a tu contra todo un Numancia, pero en el que se volvió a encontrar con todo tipo de adversidades

Un penalti polémico en los primeros minutos para los locales y otro posible no señalado a favor de los nuestros marcó un duelo en el que el Compos se encontró con los palos y Jara en sus mejores opciones. Por su parte, los sorianos decantaron el marcador en un disparo que se coló tras un rebote y un golazo desde cuarenta metros.

Con la única novedad de la entrada de Jimmy, la SD Compostela quería seguir con las buenas sensaciones mostradas en el último partido en el fortín, pero que, esta vez, sirviese para reencontrarse con los tres puntos. El reto era complicado, ya que visitaba Los Pajaritos para medirse al Numancia, un trasatlántico en la categoría que ya demostrara su gran nivel en la primera vuelta.

Sin miedo a nada ni a nadie, los blanquiazules salieron a por todas y comenzaron dominando con el esférico, sin embargo, a los cinco minutos se encontraron de nuevo con una nueva decisión muy polémica. En un rechace de una falta, Guille Torres despejó el balón en el área, adelantándose a Cotán, pero el árbitro señaló los once metros al indicar que el central había derribado al jugador numantino. Desde el punto fatídico, Menudo no dudó y con un disparo potente y ajustado adelantó a los locales en el marcador.

Respondiendo bien al golpe, a los tres minutos, el Compos la tuvo con una cabalgada de Miki, pero, en otra decisión polémica, el árbitro decidió no interpretar como penalti la caída del extremo en el área. O lóstrego de Nigrán fue barrido por el portero, en una salida a destiempo, pero el colegiado no lo interpretó como punible. Y en la continuación de la jugada, el disparo de Bicho, desde la frontal, golpeó en un defensor y se fue fuera.

Continuando con su presión sobre el arco de los numantinos, en el once, se escapó el empate por milímetros, los que le faltaron al balón para cruzar la línea de gol. De nuevo por banda, Miki Villar cabalgó con espacios hasta la línea de fondo, la puso con potencia atrás y, en el intento de despeje, Lillo la envió en dirección a la portería, pero entre Jara y Manzanara la consiguieron salvar cuando ya se cantaba el gol.

Diez más tarde, el portero volvía a aparecer para salvar a los suyos. En una falta desde la frontal, la pegó a la perfección Samu, con un disparo directo a la escuadra, pero el portero voló para sacarla a córner.

Con todo, cuando mejor estaban los compostelanistas, mereciendo el empate, acabó llegando el segundo tanto local, en una acción de mala fortuna. David Castro la ganó en el centro del campo, en un cuerpo a cuerpo con varios de los nuestros, la abrió para Tamayo y este la puso al centro para Menudo, quien golpeó con potencia desde la frontal, con tanta fortuna que el balón pegó en Guille Torres e hizo imposible la estirada de Pato.

Pese a ello, el Compos siguió a lo suyo y volvió a estar cerca del tanto en sendos disparos de Pablo Antas desde la frontal, pero uno fue atrapado por Jara y el otro salió cerca del poste. También la tuvo antes del intermedio el Numancia, en un disparo con la zurda de Asier Benito, tras ganar un saque del portero, que salió rozando el palo. Así se llegó al tiempo de asueto, con ventaja local.

A la vuelta de los vestuarios, con los mismos protagonistas sobre el verde, la contienda siguió por los mismos derroteros, con un Compos que buscaba el peligro a través de la posesión y un Numancia que se agazapaba e intentaba salir rápido a la contra.

De este modo, los primeros en inquietar fueron los nuestros, después de una gran jugada de ataque en la que Josiño no fue capaz de encontrar la red. Bicho conectó con Brais Abelenda, este la cedió para la entrada del mediapunta de Bueu, pero su tiro, desde el interior del área, salió centrado y la atrapó bien el portero.

Por su parte, los locales reaccionaron con una gran jugada de Tamayo por la banda, regateando a varios de los nuestros y poniendo un centro medido a la cabeza de Moha, pero este, en boca de gol, mandó su cabezazo arriba.

En ese toma y daca en el que se convirtió el partido, la mala fortuna volvió a tener presencia en contra de los nuestros, ya que en una ocasión clarísima, la pelota golpeó en los dos postes y no acabó
entrando. Bicho puso un centro raso espectacular desde la izquierda que remató en el segundo, algo
forzado, Miki Villar, pero su toque se estrelló con un poste, primero, y con el otro, después, sacándola
un zaguero a córner.

Por su parte, Pato Guillén evitó el tercero de los locales y del propio Menudo, con una gran parada con el pie al mediapunta. Paró abajo el golpeo a bocajarro y la atrapó antes de que cruzase la línea. Y en ese continuo ida y vuelta, el que se acabó encontrando con un nuevo tanto fue el Numancia, un auténtico golazo de Andrés García, desde cuarenta metros, con un trallazo que se coló por toda la escuadra de la meta de Pato.

Con esa gran diana se cerró un encuentro en el que el Compos volvió a dar la cara, pero en el que la victoria se volvió a resistir. Los blanquiazules se toparon con todo tipo de adversidades en su visita al Estadio de Los Pajaritos, acabando con ellas sus posibilidades matemáticas de pelear por la Primera RFEF. Pese a ello, los nuestros buscarán la primera victoria en el fortín en esta segunda fase, el próximo domingo.

Foto: SD Compostela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.