El nuevo auge del papel de liar en España

Con prácticamente 300 años de historia a sus espaldas y tras permanecer en segundo plano hasta hace no mucho tiempo, el papel de fumar vuelve a estar más presente que nunca y se está convirtiendo en un imprescindible para los fumadores en la actualidad

Según los últimos estudios de mercado y ventas en el sector del tabaco y los artículos para el fumador, la demanda de tabaco de picadura y papel de liar experimentó en España un crecimiento notable que continúa una tendencia ya constatada en la pasada década. Y es que la preferencia por el tabaco de liar entre los fumadores españoles, es un denominador común que está provocando un nuevo auge para el papel de liar que además ha sabido reinventarse, ofreciendo nuevos productos adaptados a los tiempos modernos.

Con toda una amplia gama de tamaños, gramaje, tipos y presentaciones, el papel de liar vuelve a ser el protagonista en el país que lo dio a conocer al mundo entero. España y más concretamente las localidades de Capellanes (Barcelona) y Alcoy (Alicante) son la cuna de la invención y la fabricación del papel de liar, que prácticamente de manera instantánea se exportó a toda Europa allá por el siglo XVIII, junto con el tabaco que a España llegaba desde las Américas. Incluso el formato de presentación en librillo y cortados a tamaño (conocido como ‘formato español’), se mantiene hoy en día desde que en 1800 un monje dominico de Xátiva idease este “sistema” para mayor comodidad.

Brown, el papel marrón que triunfa

Más de 200 años después de que el padre Jaime Villanueva Estingo inventase el librillo de papel de liar, esta manera de presentación continúa vigente y aunque no es la única, sí que es la más común y por lo tanto la más vendida. Sin embargo cuando nos referimos a los tipos de papel de fumar y sus variantes, la evolución ha sido más que evidente.

El “formato español” o conocido oficialmente como “Regular” ya no está solo. Los tamaños “Medium” (más ancho que el Regular)  y “King Size” (ancho como el Medium pero mucho más largo) acompañan al papel de liar de toda la vida, que pese a todo sigue siendo el preferido para los fumadores de tabaco de liar.

En cuanto al tipo de papel, la variedad es muy amplia y adaptada a los diferentes gustos o preferencias del fumador. Hay papeles de liar con diferentes gramajes para quienes prefieren una sensación más parecida al papel de cigarrillo, papeles mucho más finos e incluso el conocido como “Bloc”, que viene extendido sin entrelazar y que igualmente admite los diferentes tipos.

La concienciación por el medio ambiente también está presente en el ámbito del papel de fumar, y es aquí en donde entra como protagonista el papel de liar marrón, más conocido como “Brown”. Desde su irrupción en el mercado este papel es actualmente el más demandado en España porque no tiene sabor y además está sin blanquear, de ahí su color, por lo que es más sostenible con el medio ambiente. También el “Organic”, fabricado con cáñamo cultivado ecológicamente, demuestra la apuesta de los fabricantes de papel de liar por el respeto medioambiental.

Todo tipo de variedades y tamaños que buscan adaptarse a las preferencias y los gustos de los fumadores actuales. Estos detalles junto con el incremento en la venta del tabaco de liar vuelve a poner en la primera plana al papel de fumar, que aunque parezca lo contrario nunca se había ido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.