El PP solicita a Inés Rey realizar una visita a la planta de Nostián ante las denuncias de los trabajadores

Alertan de problemas de funcionamiento porque un biodigestor está averiado y no se repara, por el aumento de rechazos al disminuir aún más el reciclaje y por falta de mantenimiento de la concesionaria porque sabe que no va a continuar

El Grupo Municipal Popular ha solicitado a Inés Rey realizar una visita a la planta de tratamiento de residuos de Nostián ante las denuncias de los trabajadores. El concejal Popular, Roberto Rodríguez, como presidente de la Comisión de Medio Ambiente, junto con el resto de miembros de la oposición, han presentado un escrito en el registro municipal dirigido a la alcaldesa para que establezca una fecha lo antes posible.

Los trabajadores alertan de los problemas de funcionamiento por el riesgo que ocasiona que uno de los biodigestores esté averiado y no se repare, por el aumento de los rechazos al disminuir aún más la recuperación de residuos y por la falta de mantenimiento en una instalación de más de veinte años por parte de la actual concesionaria ya que sabe que no va continuar gestionando la planta. Los propios trabajadores afirman que Nostián se ha convertido a día de hoy en una planta de transferencia, no de reciclaje.

El PP recuerda que el servicio se está prestando de manera irregular porque el contrato finalizó hace más de un año, pagándose desde entonces más de 6 millones de euros anuales mediante facturas irregulares con reparo suspensivo del interventor municipal. Desde entonces, Inés Rey no ha sido capaz siquiera de licitar el nuevo contrato ni de concretar fecha para hacerlo.

El único compromiso de los Gobiernos socialistas con Nostián ha sido pagar más por reciclar menos, mientras el Gobierno Popular logró ahorrar a los coruñeses 80 millones de euros al ganar todos los pleitos interpuestos por la concesionaria, que reclamaba unos sobrecostes a los que no tenía derecho.

Desde el principio hubo problemas con los biodigestores, el compost nunca se vendió, el vertedero está colmatado desde hace años y sigue sin sellar, jamás se alcanzó el porcentaje de reciclaje al que la empresa se comprometió en su oferta, se pagaron millones por el traslado y tratamiento de rechazos sin tener que hacerlo y ahora se añade que el contrato finalizó hace casi año y medio.

El Grupo Popular demanda a Inés Rey que actúe al estar en riesgo tanto el funcionamiento como los puestos de trabajo de Nostián, ya que esta situación provoca una incertidumbre tremenda entre los trabajadores y porque la planta nunca funcionó y sigue sin funcionar como debe porque a día de hoy, tras 20 años de funcionamiento, los rechazos superan el 55% cuando en 2035 la UE obligará a que no superen el 10%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.