La condición de ladrón y la condición de jeta. Por Iñigo Landa Larrazabal

El PNV de Artziniega (Álava-Araba) denunció la presencia del alcalde de esa localidad, Joseba Vivanco, en la final de Copa-2020 (que se celebró el pasado sábado, 3 de abril). El político de EH-Bildu asistió, a pesar del cierre perimetral que impide salir de Euskadi a cualquier ciudadana o ciudadano si no es por motivos laborales o con un salvoconducto específico para ello, a ver el triunfo de La Real en La Cartuja hispalense.

En este sentido, el Grupo Municipal jeltzale de la localidad también mostró su preocupación por la publicación por parte del alcalde de un artículo en un medio de ámbito autonómico el domingo, 4 de abril, cuando Vivanco cuenta con dedicación exclusiva para desarrollar su trabajo como máximo responsable político del Ayuntamiento de Artziniega en representación de EH-Bildu.

Por ello, la portavoz de EAJ-PNV en Artziniega, Encina Castresana, informó que «desde grupo municipal jeltzale queremos mostrar nuestra perplejidad ante esta situación y hemos registrado oficialmente en la Secretaría municipal la solicitud correspondiente para que Joseba Vivanco convoque, de manera urgente, la Comisión Informativa especial de Cuentas, Personal, Barrios y Pueblos para dar explicaciones«.

También denunciaron en su escrito que el alcalde de Artziniega publicó el precitado artículo después de la Final de Copa entre el Athletic Club y la Real Sociedad, en el citado Medio de comunicación (Gara) cuando, por su cargo, tiene dedicación exclusiva para desarrollar su trabajo en el Ayuntamiento de Artziniega. Literalmente, lo registrado decía así: «Desde el Grupo municipal nos preguntamos qué relación tiene el primer edil con el periódico en el que ha realizado la publicación periodística y, según las redes sociales del diario (Twitter), también la cobertura de el ambiente de Sevilla durante la final y si este hecho no vulnera directamente el compromiso adquirido con las y los vecinos de Artziniega, a través de una exclusividad laboral que cuenta con una retribución bruta anual de 29.000 euros (acuerdo de pleno 26-6-2019) de los presupuestos municipales«.

Una semana después, el alcalde de Artziniega responde al PNV y «a la gente» sobre su viaje a Sevilla para presenciar la Final de Copa. Lo hace mediante un comunicado previamente «bendecido» por los mismos «Seres de luz» que redactaron la «dimisión» de Miren Larrión. De ahí la tardanza, que no la falta de reflejos.

En el mismo comunicado, titulado «Cree el ladrón que todos son de su condición» (curioso título elegido por un jeta para llamar ladrón al adversario político), no es difícil detectar que él no puede llamar ladrón a nadie que no haya sido condenado por serlo pero, sin embargo, es relativamente fácil llamar jeta a un jeta en su huida hacia adelante.

Vamos a ir desgranando por párrafos (entrecomillados en azul) el «comunicado» de Vivanco dirigido «a la gente». No tiene desperdicio:

«Bueno gente, dado que el PNV de Artziniega ha decidido por fin hoy dar la cara –después de días de campaña de desprestigio contra mi persona en redes sociales, vía mamporreros y estómagos agradecidos varios–, creo que debo aclarar ciertas afirmaciones sobre mi desplazamiento a Sevilla a la final de Copa. Lo hago porque creo que si a alguien tengo que dar aclaraciones, que no explicaciones, es a mi partido, que ya lo he hecho, y a las y los vecinos de Artziniega, a los que me debo como alcalde; lo que haga o diga el PNV, de verdad, creedme, me importa bien poco porque su credibilidad y su ética es nula«.

Vamos a ver, Joseba: La «gente» son tus conciudadanas y conciudadanos y quién te pone en duda (para eso tiene el mecanismo de preguntar) es la legítima Oposición. No creo que haya una campaña de desprestigio y mucho menos por «mamporreros y estómagos agradecidos varios«. Yo mismo difundí tu «excursión» a Sevilla y no me tengo por mamporrero. Pero, eso, depende de lo que tú entiendas por ello. Por ejemplo, quién lo difunde todo esto es un compañero tuyo que justifica que tengas unos «merecidos días de vacaciones» (que no comprende ese día 3 de abril), o que se deshaga en elogios sobre tu abnegada dedicación al haber estado la noche de Jueves Santo recogiendo la basura de un botellón. Ese sí que es un mamporrero que, primero, delata tu presencia en Sevilla para, luego, justificarla. Me explico, Joseba: No está entre tus cometidos recoger basura. En cambio si está entre tus cometidos evitar botellones. Eso chirría como lo de tus «vacaciones» que, como publiqué en Twitter (como buen mamporrero) las solicitaste del 6 al 9 de abril. No pierdas el hilo y recuerda que te hablo del día 3 de abril y que ese día no estabas de vacaciones.

Por ser más exacto, es precisamente tú compañero, Joseba Iturria, quién dijo en Twitter que habías cogido una «licencia no retribuida» para ir a la Final. Y, finalizaba su tuit diciendo que el viaje a Sevilla le sirvió para ver las horas que mete un alcalde en un pueblo pequeño por sus vecinos… «Tiene que hacer de todo«. ¿Y tú hablas a «la gente» de mamporreros?

«Como sabéis soy periodista, trabajo desde hace mucho en el diario GARA y durante siete u ocho años he cubierto la información diaria del Athletic. Hoy día, como alcalde, estoy en excedencia, y un día tendré que volver a mi empresa, porque a diferencia del PNV, en EH Bildu ni entramos para vivir de la política ni tenemos puertas giratorias, cosa que en el PNV de Artziniega no pueden decir lo mismo. Dicho lo cual, paso a precisar algunas cosas:

Si estás en excedencia, Joseba, estás en excedencia. Eso no tiene mayor recorrido y, si algún día tendrías que volver -o no- a tu empresa, pues supongo que lo harías sin la mayor dificultad debido a la calificación de tu excedencia por servicios especiales (al haber sido elegido democráticamente para el desempeño de un cargo público). Como comprenderás, Joseba,poco te beneficia entrar en el «y tú más», hablar de puertas giratorias, de futuribles, de hipótesis, y de lo que vive o deja de vivir a cada cual. Todo ello desmonta tu argumento. Si se habla de tí, se habla de tí. Punto. Y no nos hagas un «Casado» hablando de todo lo que se meneé en tu entorno favorable o en el desfavorable. De nuevo, no cuela, Joseba.

1) La semana pasada me llaman de mi periódico para ver si me animaría a viajar a la final de Sevilla, ya que van a enviar al redactor que cubre la información de la Real, una fotógrafa y alguien que cubra la información del Athletic, y sucede que quien lo hace habitualmente no va. Yo, encantando, que mi empresa siga teniéndome presente y encima poder acudir a un partido histórico, eso sí, a currar, no de turismo.

2) Viajamos el viernes, más de 800 km en coche hasta Sevilla los tres, y vuelta el domingo. Y lo hago con el correspondiente certificado de desplazamiento a Sevilla por trabajo expedido por el periódico (si alguien lo quiere ver, se lo enseño).

3) Allí escribo varios artículos que se publican con mi nombre. Es más, no tuve ningún problema en contar a gente del pueblo que me había salido esa oportunidad y me iba a Sevilla. Y muchos habéis visto en Facebook que subí incluso fotos. Por tanto, nada que esconder y transparencia absoluta.

4) No he cobrado un euro por esta colaboración.

5) Respecto a la dedicación exclusiva a mi cargo de alcalde, por la que cobro 1.678,04 euros de salario neto mensual, por si a alguien le interesa, el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales -ROF-, en su art. 13.3 prevé que: «El reconocimiento de la dedicación exclusiva a un miembro de la Corporación exigirá la dedicación preferente del mismo a las tareas propias de su cargo, sin perjuicio de otras ocupaciones marginales que, en cualquier caso, no podrán causar detrimento a su dedicación a la Corporación. En el caso de que tales ocupaciones sean remuneradas, se requerirá una declaración formal de compatibilidad por parte del Pleno de la Entidad local». Es decir, que esta colaboración puntualísima con mi periódico es totalmente legal porque no interfiere para nada en mi desempeño de alcalde, y, encima, no he cobrado por ello«.

1) El brikindans: Lo de encantado por haber acudido a la Final no lo pongo en duda. he de reconocer que eres un tipo con suerte y eso que dices sobre que fuiste exclusivamente a currar y no de turismo lo dices tú y yo no tengo por qué ponerlo en duda aunque me suene rarito. O sea, que fuiste a currar. perfecto pero, aunque, desde luego, tampoco fueses a picar en la mina, si fuiste a currar para una empresa en la que dices estar en excedencia. Chirría un poco. En realidad, no conozco absolutamente a nadie que vaya a trabajar para una Mercantil en la cual consta de baja por estar en situación de excedencia.

2) El crusaito: Un largo y tedioso viaje que miles de aficionados del Athletic Club o de la Real Sociedad no lo hubiesen calificado como una suerte de putada, ni como un esfuerzo, ni mucho menos como una gesta. Ya que eres aficionado al refranero español, «sarna con gusto ni pica», lo que significa que quien va tras algo de forma voluntaria, no siente molestias por las posibles incomodidades. Por otra parte, si reconoces ir a Sevilla por «trabajo» reconoces explícitamente ir por trabajo. Es así de básico y de sencillo. No ibas de «voluntario» sino como trabajador y, a quién realiza un trabajo, su empresa ha de cotizarle (aunque sea por horas). Ya enseñarás (tú, que eres súper transparente) la declaración de IRPF 2021 por si consta la correspondiente retención. Y si no hay retención, no hay trabajo. Y si no hay trabajo, no hay «certificado de desplazamiento por trabajo». Sigue sin encajar tu relato.

3) El maikeljakson: Estamos en la misma. Solo se trata de comprobar en un futuro si se «esconde» tu trabajo con su respectiva retención. Y si no se «esconde», se verá. Hasta te doy una pista: Puedes cobrar simbólicamente un euro y que figure la retención de ese euro. Eso si es trabajo (ahora te lo explico en tu 4º punto). También existen salvoconductos para voluntarios (los utiliza la DYA, Cruz Roja, etc.) pero ningún voluntario dice en un comunicado que ha ido a «trabajar». Sigue chirriando, Joseba.

4) El robocop: Volvemos a lo mismo: Yo no sé si todo lo que dices «cuela» ante «la gente» pero no a este «mamporrero y estómago agradecido» (en paro… también lo puedo demostrar). A ver, Joseba, en el punto 1) de tu comunicado dices que no has ha ido de vacaciones sino a currar. ¿Currar es trabajar, no?. Quizá en el penúltimo argumentario de la Izquierda Abertzale no sea así pero creo que todo el mundo entiende que quién currela, trabaja. Luego, si alguien trabaja, no «colabora» y, si alguien voluntariamente «colabora» no dispone de un «certificado de desplazamiento por trabajo» sino de otro tipo de «salvoconducto». Creo que esto lo sabes hasta tú pero no te has debido dar cuenta hasta después de emitir tu comunicado. Siempre podrás rectificar diciendo «digo» donde escribiste «Diego».

5) El chiqui-chiqui: Vuelves a lo mismo: Si tienes otras ocupaciones marginales que, en cualquier caso, no podrían causar detrimento a su dedicación a la Corporación, lo dices y santas pascuas. Pero no te líes con lo de ir a trabajar sin cobrar. Deberías auto-denunciarte al ser conocedor que alguien trabaja sin cobrar. Es un derecho fundamental del trabajador. Como se enteren en LAB o en ELA te podrían meter en un jardín aunque, viendo quién es empleador u quién el empleado, mirarán para otro lado.

Conste que eres tú quién dice que no va de turismo a Sevilla sino a currar. Y eres -también- quién dices que has ido a currar sin cobrar un euro. Así que vete preparando una declaración formal de compatibilidad por parte del Pleno de la Entidad local, o cambia el comunicado. A «la gente» no creo que le «cuele». A mí, tampoco. Y a la Inspección de Trabajo, mucho menos. Eres tú quién insiste -de nuevo- en el punto 5) de tu comunicado en eso de que «encima, no he cobrado por ello». Otro tema es cobrar en especie pero, como las dietas, también se declaran y están sujetas a retención.

Pues nada… Perrea-perrea

Finaliza Vivanco diciendo:

«Por tanto, transparencia absoluta. El PNV podría haberse mirado la ley, pero mejor tirarse al barro, que les gusta más.En resumen, que no hay problema de incompatibilidad alguno, que no me salté ningún confinamiento perimetral y que lo que hice para mi periódico fue una colaboración puntual sin remuneración a cambio. Si alguien tiene alguna duda más después de estas aclaraciones, sabe que me puede preguntar en la calle, llamar o venir al ayuntamiento, donde la puerta está, literalmente, abierta siempre. Y acabo. Cree el ladrón que todos son de su condición. Y es lo que le pasa al PNV de Artziniega. Pero por fortuna somos un pueblo pequeño, todas y todos nos conocemos y cada cual es dueño de sus actos. Yo tengo la conciencia muy tranquila. Es más, si algo me ha fastidiado realmente de toda esta rastrera campaña contra mí, es que en un vídeo que rula por ahí digan que fui a Sevilla vistiendo la camiseta de la Real… Seguimos, seguiremos… Ondo izan eta zaindu«.

Una huida hacia adelante en toda regla… Una especie del «y tú más» habitual en gentes acostumbradas a poner en la picota al adversario desde la premisa de que ellos nunca hacen nada mal… nada, salvo que les pillen de botellón en una lonja, subidas en un árbol ante una multitud, o que a alguna le de por suplantar la identidad de una compañera… Una, a la que, como hace el PP, no tardarán en llamarla «esa señora de la que usted me habla«. Al tiempo.

Como comprenderás, Joseba Vivanco, mi artículo de «mamporrero y estómago agradecido» (en paro) no se encamina más que a buscar transparencia. Y esa actitud altiva y refranera de echar balones fuera (unido a las contradicciones del comunicado) solo conducen a que justito me crea que te apellidas Vivanco. No haces aclaraciones sino que incurres en una continua contradicción.

¿Sabes lo que ocurre, Joseba? Que sí, exactamente lo mismo (exactamente lo mismo significa exactamente lo mismo), lo llega a hacer una adversaria política tuya, EH-Bildu hubiese tardado «cero coma» en pedir su dimisión y, de paso, como de costumbre, hasta la de Urkullu. Es vuestro tedioso argumentario. No le demos más vueltas.

A partir de este momento, todo esto ya solo se reduce a creer a un jeta o no hacerlo. Yo note creo Vivanco pero lo importante es si las urnas («la gente») recordarán tu «escapadita a Sevilla. Lo normal sería que el electorado (máxime en un pueblo pequeño), en las que este tipo de prebendas no se olvidan fácilmente, las recordase. Y, aunque en el comunicado te haya faltado lo de «índole personal», no creo que te animes a la hacer una segunda «excursión» el próximo día 17 de abril para presenciar en Sevilla la Final de Copa entre el Athletic Club y el F.C. Barcelona.

Y si digo que no lo creo es porque no tiene pinta y no creo que te dejen, lo que no implica que no lo hagas. Al final, cuando uno se encuentra con gentes que todo, todo y todo lo hacen bien y, el de enfrente todo, todo y todo lo hace mal (o lo puto peor), tienes la sensación de estar ante «Seres de luz»… Ante «esas gentes» provistas y dotadas de la verdad verdadera que llevan más de 40 años dando la tabarra con el mismo soniquete… y otros 40 años sin conseguir traducirlo en las urnas.

Vete a saber…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.