Primera escapada, Marruecos

Aunque estemos viviendo momentos en los que viajar es casi imposible por la pandemia, que exige medidas estrictas sanitarias, nunca debemos perder los deseos de conocer mundo, debemos mantener la ilusión de viajar, desconectar de lo que hemos pasado y visitar un país que nos trasporte a otra dimensión, donde la tradición se conjuga con la modernidad. Marruecos es uno de los mejores destinos para evadirnos de lo vivido con la pandemia, relajando nuestra mente, disfrutada de las maravillas en uno de los países más diversos y exóticos de África, Marruecos.

Viajar a Marruecos es tener garantizado que nunca va a decepcionar, ya que son innumerables las cosas que se pueden hacer o visitar en este viejo país al norte de África, si estabais con la duda de elegir Marruecos como primer destino tras acabar la pandemia, seguro que después de leer estas recomendaciones, esas dudas ya no existirán.

Marrakech es una ciudad para perderse en una de las aventuras más bonitas que se pueden hacer durante un día de visita, ver sus preciosos mercados, jardines, mezquitas y medersas, para acabar tomando un té al atardecer, mientras observamos la vida y los cambios de la Plaza Jamaa el Fna, que es todo un símbolo del País, además de una visita que no puede faltar en nuestra libreta del viaje.

Otro de los lugares imperdibles en nuestra visita a Marruecos es el desierto del Sahara, y como no, parar a apreciar a las puertas de este desierto el pueblo de Ait Ben Haddou, que se encuentra a 500km de nuestra anterior visita, Marrakech.  Este maravilloso pueblo de arcilla y adobe, detenido en el tiempo en una zona árida y rocosa, si lo visitáis tener por seguro que no os decepcionará.

Además, seguro que muchos ya lo sabréis, el Ksar de Ait Ben Haddou está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y ha sido escenario de famosas películas, entre las que destaca la de Gladiator.

Otro patrimonio de la humanidad que podemos encontrar en Marruecos y que no podemos perdernos, es la medina del siglo VIII que encontraremos en Fez. Esta ciudad marroquí, al contrario de lo que podíamos encontrar en Marrakech, nos permite disfrutar de sus laberínticas calles, visitar sus escuelas coránicas y comprar en sus zocos con más tranquilidad, lo que igual agradecemos según lo avanzado que vaya nuestro viaje.

Por último y para cerrar esta espléndida escapada a Marruecos, la cual podemos organizar con todas las facilidades que nos dan en Greca.co Agencia de Viajes, para que así nosotros solo tengamos que pensar que ropa llevar y acordarnos de la cámara de fotos para apreciar las bellezas de Chaouen, conocida como la Ciudad Azul, considerada como la ciudad más bonita del país, ya que la presencia del azul de diferentes gamas en sus casas y calles, la hace única y encantadora al mismo tiempo.

Su antigua medina es un paraíso lleno de rincones con encanto que si visitamos, podremos disfrutar de la cercanía y la hospitalidad de su gente. Otras de las cosas que hacen a esta ciudad la más bonita de Marruecos y que tampoco debemos perdernos son la Alcazaba, la Gran Mezquita o los lavaderos.

Chaouen además se encuentra entre las otras dos grandes urbes marroquís, como son Tánger y Tetuán, que si aún nos sobra tiempo, no está de más visitarlas, con sus respectivos Zocos, destacando el de Tetuán donde podrás apreciar la historia de una ciudad anclada en el pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.