Sanidad estudiará la posibilidad de vacunar con Pfizer a la gente que que haya recibido la primera dosis con AstraZeneca

El ensayo clínico, conocido como ‘CombiVacs,’ se realizará con 600 voluntarios en cinco grandes hospitales de Madrid, Barcelona y Bilbao

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha lanzado el estudio ‘CombiVacs’, que evaluará la posibilidad de administrar una dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer, basada en ARN mensajero, a personas que han recibido previamente la primera dosis de AstraZeneca. Existe otra vacuna de ARN mensajero ya aprobada, como es la de Moderna, y en breve se espera que también vea la luz verde CureVac, que utiliza esta misma tecnología; aunque los resultados del estudio se ceñirán únicamente a la vacuna de Pfizer, que en principio podrían aplicarse a los menores de 60 años que ya han recibido la vacuna de AstraZeneca antes de que se suspendiese su uso en esta franja de edad.

El ensayo clínico incluirá 600 voluntarios de diferentes grupos de edad y de diferentes sitios de España. Se realizará a través de cinco grandes hospitales «que tienen la experiencia y la capacidad para hacerlo con la premura que hace falta», antes de esas 12 semanas en las que habría que poner la segunda dosis de AstraZeneca a aquellas personas que ya han recibido la primera. Los hospitales son La Paz y el Clinico de Madrid; el Clínic y el Vall d´Hebron en Barcelona, y Cruces en Bilbao.

Para participar en el ensayo clínico, los voluntarios tienen que tener menos de 60 años, haber recibido ya la primera dosis de AstraZeneca y deben haber pasado ocho semanas desde la inoculación. Estos voluntarios se seleccionarán aleatoriamente, y el objetivo del ISCIII es poner en marcha el estudio «cuanto antes, la semana que viene si es posible».

En concreto, este ensayo clínico en fase 2 evaluará la seguridad e inmunogenicidad -activación del sistema inmunitario- de esta opción, tras la decisión de vacunar con AstraZeneca solo a mayores de 60 años por la aparición de eventos trombóticos en menores de esta edad. Esta restricción ha provocado que muchos menores de 60 años que habían recibido ya una dosis de AstraZeneca se encuentren ante la tesitura de qué va a ocurrir con la segunda dosis.

La eficacia del ensayo se medirá por el número de anticuerpos que se alcancen, los que reciban la segunda dosis tendrán que incrementar el número de anticuerpos de forma significativa frente a los que no lo reciben, y esto se comprobará a los 14 días. Los resultados definitivos del estudio se conocerán a finales de mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.