Un mal partido del RC Deportivo termina en empate sin goles

Conociendo ya los resultados de sus rivales por la permanencia y con la obligación de ganar para recuperar el liderato y mantener la distancia con el tercer puesto, el Dépor afrontaba su visita al Municipal de Miramar en Luanco con solo un cambio, Salva Ruiz por Héctor Hernández, en el costado izquierdo de la zaga blanquiazul.

La primera parte apenas tuvo historia, por lo menos en cuanto a ocasiones claras de gol, ya que el Dépor la cerró sin disparar entre los tres palos salvo en la primera llegada en el minuto 13, un lejano centro chut del propio Salva que obligó a intervenir a Grana casi apoyándose en el larguero. También Salva estuvo involucrado en otra de las jugadas destacadas del primer tiempo, el encontronazo con Morilla que entró al corte e impactó contra la rodilla del valenciano sufriendo un importante golpe en la cara que le obligó a abandonar el campo y el propio estadio para ser atendido en un centro hospitalario de una fractura de mandíbula.

En el minuto 20 el equipo local tuvo la primera clara, finalmente la más destacada del partido, en la que Lucho salvó el mano a mano con Enol tras el autopase del futbolista local. Lara fuera tras mal despeje de Grana por presión de Keko y la falta colgada por el propio Keko que Borges remató alto, completaron los tres acercamientos visitantes en una primera mitad que cerró el equipo local, a 10 minutos del descanso, con una falta colgada por Guaya que Lucho sacó de puños.

Quiso sacudir el partido Rubén de la Barrera con dos cambios en el descanso, dando entrada a Raí y Héctor por Celso y Salva Ruiz. Con el que no contaba era con la tercera rotación, dos minutos tras la reanudación, porque Keko tuvo que dejar el campo lesionado para dejar su sitio a Rayco. El segundo tiempo fue prácticamente un monólogo del Dépor en cuanto a posesión de balón, pero con la misma nula mordiente en los metros finales que en los 45 minutos inaugurales. Solo Raí en el 66 alto tras pase de Rayco; y Villares, de cabeza desde el punto de penalti a centro de Eneko obligando a volar a Grana, hicieron que los aficionados deportivistas soñasen con poder romper las tablas en el marcador. Más escaso fue, si cabe, el bagaje ofensivo del Marino de Luanco con un disparo de Lora de volea muy desviado. El resto de las llegadas del Dépor se diluyeron en centros solventados por la defensa hacia saque de esquina o alejando el peligro del área.

Ahora el Deportivo deberá esperar a lo que hagan sus dos rivales directos en la lucha por la permanencia, Racing de Ferrol y Numancia, que juegan entre sí antes de que los blanquiazules reciban en ABANCA-RIAZOR a la UP de Langreo.

Marino de Luanco: Grana, Borja Alvarez, Orviz (Prendes, min. 79), Morilla (Borja Rodríguez, min. 19), Trabanco, Guaya, Lora, Miguel Prado, Álex Arias, Luis Morán (Nino, min. 79) y Enol (Chiqui, min. 69).

Deportivo: Lucho, Bóveda, Mujaid, Granero, Salva Ruiz (Héctor Hernández, min. 46), Álex, Borges (Raí, min. 46), Villares, Keko (Rayco, min. 47) Miku y Lara (Adri Castro, min. 80).

Árbitro: Sesma Espinosa (c. riojano). Amonestó a Villares (min. 10), Salva (min. 16) y Guaya (min. 29).

Incidencias: partido de la 4ª jornada de la segunda fase, Grupo 1D, de la Segunda División B disputado en el Municipal de Miramar ante 300 espectadores.

Foto: RC Deportivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.