Un “Regimiento maldito”, en eso se ha convertido el Regimiento de Defensa NBQ 1 de Valencia

La Asociación de Tropa y Marinería Española “ATME” comenzó a tener conocimiento de los problemas que se estaban presentando en esta unidad hace ya bástate tiempo. Tal situación ha ocasionado que sean los propios militares de la unidad los que recomiendan al personal que se interesa por solicitar vacante que “AQUÍ NI SE TE OCURRA VENIR“. Una unidad que presuntamente debería ser atractiva, tanto por labor profesional como por su situación geográfica, se ha convertido en un sitio donde los militares de tropa no solicitan vacante, a menos que no tengan otro remedio.

Son muchos los casos que se han ido conociendo de este Regimiento situado en Paterna (Valencia). El año pasado, tristemente, se conoció el suicidio de un compañero destinado  en él. Tanto en el último mensaje que dejó en las redes sociales, como los comentarios de las personas de su entorno, dejaban  traslucir una situación anómala en la unidad. Todavía hoy, las investigaciones no han aclarado si existió algún tipo de responsabilidad por parte de algún mando.

Denuncias y partes incesantes contra el personal que se encuentra de baja médica, emitidos por los servicios sanitarios de la unidad, han derivado en causas judiciales que, la justicia militar, ha sobreseído o desestimado al encontrar que los acusados no habían cometido ninguna irregularidad; eso sí, nadie reparará su honor ni nadie recibirá ningún castigo por haber tenido que sufrir antes el “acoso y derribo” a que fueron sometidos los perjudicados, la denegación del Complemento de Dedicación Especial (CDE), la suspensión de sueldo, etc.

 Desde ATME ya se ha dado conocimiento de esta situación al Ministerio de Defensa y se le ha solicitado información sobre la cantidad de bajas médicas por trastornos psicológicos que se producen, al considerar que se encuentra muy por encima de la media.

Solicitar la conciliación familiar y profesional, algo que parece tan institucionalizado en las Fuerzas Armadas, sigue estando mal visto en este Regimiento. Recientemente se nos ha informado que se estaba obligando al personal con reducción de jornada por lactancia, con guarda legal de hijos menores de cuatro años, con discapacidad o a cargo de personas dependientes a realizar dos maniobras anuales, algo que la norma no contempla al tener este personal que estar exonerado de tales actividades que interfieren su conciliación fuera del horario laboral, lo que esta conllevando una situación traumática para muchos militares que no saben con quién dejar a sus hijos o familiares.

De todo esto es nuevamente conocedor el Ministerio de Defensa desde hace más de un mes, al haber sido informado por escrito por ATME, a la vez que se solicitaba con carácter urgente que se investigará y diera solución a este problema, algo que lamentablemente aún no ha sucedido.

Desde ATME no se va a consentir que queden ocultas este tipo de actuaciones que vulneran los derechos de los militares y sus familias. Vamos a seguir insistiendo en la denuncia de tales situaciones que, lamentablemente, llevan a situaciones de verdadera impotencia a muchos compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.