Bandera Azul en España responde al artículo publicado el día 13 en 21noticias “Denuncian o fraude das Bandeiras Azuis como galardón ambiental”

José Palacios Aguilar Presidente de ADEAC.

Desde ADEAC, entidad responsable de la Bandera Azul en España, damos respuesta al artículo publicado en el medio digital 21noticias el día 13 de mayo de 2021 titulado “Denuncian o fraude das Bandeiras Azuis como galardón ambiental”

En este artículo se insulta y menosprecia el trabajo de ADEAC, así como a su programa Bandera Azul, en el que participan 12 Comunidades Autónomas, 2 Ciudades Autónomas, 249 municipios y 102 puertos deportivos.

Desde ADEAC no vamos a consentir insultos que se lanzan contra nosotros sin razón y sin pruebas, utilizando palabras como “insolvencia”, “galardones fraudulentos”, “requisitos mínimos de rigor, solvencia e independencia”, “carecen de cualquier credibilidad”, etc.

Denuncian o fraude das Bandeiras Azuis como galardón ambiental

La entidad que, sin ningún tipo de pruebas, insulta y miente, está demostrando un desconocimiento total sobre el funcionamiento del programa Bandera Azul, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, y por este motivo aportamos la información siguiente.

CRITERIOS Y CONCESIÓN DE LA BANDERA AZUL

Es muy importante comenzar dejando claro que la Bandera Azul es un programa de carácter voluntario al que los ayuntamientos presentan sus playas, no se trata de una selección de playas ni nada similar.

ADEAC y su programa Bandera Azul es independiente de partidos políticos e intereses turísticos, y lo lleva demostrando desde 1987, 34 años de forma ininterrumpida.

El primer requisito indispensable para obtener la Bandera Azul es que la calidad de aguas de baño sea excelente, conforme a las muestras tomadas por las Comunidades Autónomas litorales. De las 3.500 playas que hay en España, tan sólo 1.900 se muestrean y de ellas en 2021, 676 se presentan de forma voluntaria a Bandera Azul.

Las playas deben cumplir con una serie de rigurosos criterios revisados por un Jurado Nacional y posteriormente por un Jurado Internacional. En el Jurado Nacional, además de representantes de las Comunidades Autónomas litorales, participan representantes del Ministerio de Sanidad, del Ministerio para la Transición Ecológica, de diversas Universidades, de la Fundación ONCE y de expertos en Educación Ambiental, en Seguridad y Socorrismo.

En el Jurado Internacional participan representantes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Agencia Europea para el Medio Ambiente (EEA), la Red Europea de Turismo Accesible (ENAT), el Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Marina (ICOMIA), la Federación Internacional de Salvamento y Socorrismo (ILS), la Organización Mundial de Turismo y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

Todas las playas y puertos deportivos con Bandera Azul son inspeccionados en temporada de baños para verificar el cumplimiento de los criterios.

Los criterios para obtener Bandera Azul abordan la protección de la biodiversidad en playas desde diversos ángulos. A través de la realización de actividades de educación ambiental, que incluyen el fomento, conocimiento y puesta en valor de la flora y fauna, especialmente aquellas protegidas y/o presentes en espacios protegidos o en hábitats de interés. En este sentido, para los municipios con Bandera Azul es obligatorio organizar, al menos, cinco actividades de educación ambiental cada año.

En cuanto a la información, también es imperativo exponer al público información sobre los ecosistemas litorales, espacios naturales sensibles y áreas protegidas en la zona, incorporando un código de conducta coherente con el Plan de Ordenación elaborado para dichos espacios. El 60% de las playas con Bandera Azul cuentan con espacios sensibles y/o protegidos cercanos.

Existe también un criterio específico Bandera Azul relativo a las medidas de control de los municipios sobre el estado ambiental de las praderas de fanerógamas marinas. Este criterio establece que, si existen praderas marinas a menos de 500 metros de la playa candidata a Bandera Azul, se debe llevar un control y seguimiento de su estado ambiental. Entre dichas medidas podemos destacar el control del fondeo de embarcaciones, la instalación de balizamiento y el control de vertidos o de especies invasoras.

Desde Bandera Azul se fomentan otros aspectos favorables a una correcta gestión ambiental de las playas, como la facilidad para la separación de basuras en los accesos o la no obligatoriedad de contar con agua corriente en las duchas, atendiendo a que España es un país con un severo déficit hídrico. A raíz del COVID Bandera Azul recomienda, además que las papeleras se retiren de la arena y se ubiquen en los principales accesos de la playa.

La responsabilidad de ADEAC respecto a los servicios turísticos en playas con Bandera Azul es la de tratar de garantizar que cumplen con lo establecido en la Ley de Costas, siendo constantes en nuestra tarea de educar y concienciar sobre el significado y respeto del Dominio Público Marítimo Terrestre, competencia estatal que garantiza el carácter y acceso público a la playa.

En cuanto a la gestión de los arribazones de las praderas de fanerógamas marinas, Bandera Azul establece que las algas y restos de vegetación en las playas no deben retirarse, en la medida en que su acumulación y podredumbre no resulten claramente molestas e insalubres. Además, favorece y recomienda, siempre que ello sea factible, la limpieza manual de las playas, evitando en la medida de lo posible la entrada innecesaria de maquinaria en la playa.

Por otra parte, los criterios de Bandera Azul también se centran en la no afección y en evitar el tránsito por los sistemas dunares de las playas.

Por mostrar algunos ejemplos en la provincia de Pontevedra, en la ciudad de Vigo, que cuenta con diez playas galardonadas con Bandera Azul, sólo se hace limpieza mecánica en las playas de

O Vao y Samil, en las otras playas la limpieza es únicamente manual. Los arribazones de algas son devueltos al mar.

En el municipio de Sanxenxo que cuenta con 17 playas galardonadas con Bandera Azul, la limpieza con cribadora se limita a una vez antes del inicio de la temporada de baños, en las playas que están englobadas en la Red Natura 2000, en las cuales los arribazones de algas también se devuelven al mar.

Además, en Sanxenxo se están retirando progresivamente casetas y torres de vigilancia de las dunas y eliminando cables aéreos. Se han eliminado las fosas sépticas de los WC y se han conectado al alcantarillado.

Para que una playa sea Bandera Azul debe contar con calidad de las aguas excelentes en los muestreos oficiales, según lo establecido en la Directiva 2006/7/CE del 15 de febrero, sobre la gestión de la calidad de las aguas de baño. Bandera Azul exige, como criterio imperativo, que durante la temporada de baños se ofrezca en la playa información actualizada sobre los resultados de las analíticas de la calidad de agua de baño y que esta información sea fácilmente comprensible por los usuarios.

La realización de los muestreos y su análisis es competencia de las Comunidades Autónomas. En Galicia, es competencia de la Consellería de Sanidad de la Xunta de Galicia, a través del Servizo Galego de Saude, quienes hacen públicos los resultados de sus muestreos en: https://www.sergas.es/Saude-publica/Clasificaci%C3%B3n-sanitaria-anual-praias

ADEAC verifica el cumplimiento de la Directiva 91/271/CEE de Aguas Residuales Urbanas a través del informe oficial del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, conocido como Q19. Aquellas aglomeraciones que aparecen como incumplidoras en el informe oficial, deberán demostrar una mejora en el rendimiento de su depuración de cómo mínimo un año consecutivo, mediante un certificado expedido por la empresa responsable de la depuradora en cuestión. Por ejemplo, en la EDAR de Lagares se llevó a cabo una importante mejora en 2018. Actualmente, tanto esta depuradora como la de Teis, cumplen con la citada Directiva.

Si una depuradora incumple la Directiva de Aguas Residuales Urbanas y depura las aguas de una aglomeración urbana, que no se corresponde con ninguna de las playas candidatas, no es impedimento para la concesión de la Bandera Azul. Para verificar la posible influencia del vertido de una depuradora en una playa candidata, se tienen en cuenta criterios geográficos y el riesgo de contaminación recogido en el perfil de agua de baño de la playa. Cabe recordar que Bandera Azul premia a las playas, no al conjunto del municipio. Por ejemplo, en 2018 se denegó la Bandera Azul a la playa de Xiorto, en Poio, por encontrarse en la zona de influencia de la EDAR de Praceres, que incumple la citada Directiva, sin embargo, no ha sido motivo para denegar la Bandera Azul a la playa de Cabeceira en Poio.

EL CRITERIO DE LA SEGURIDAD EN BANDERA AZUL

Todo lo anterior forma parte de algunos de los criterios más relevantes de Bandera Azul, que pueden ligarse a la gestión ambiental de nuestro litoral. El resto de criterios de Bandera Azul responden a temas relacionados con la legalidad, accesibilidad universal en playas urbanas y con aspectos relativos a la prevención del ahogamiento y accidentes, al socorrismo y primera intervención en situaciones de emergencia.

En este criterio, Bandera Azul en España exige un mínimo de dos socorristas acuáticos profesionales por playa y la dotación de material suficiente de rescate y primeros auxilios, entre los que se exigen desfibriladores.

En los últimos años, los socorristas acuáticos de las playas con Bandera Azul han realizado más de 1.000 rescates complicados de media por año y de personas que siguen vivas gracias a la intervención inmediata de estos profesionales. Y, además, al contar con desfibriladores, pudieron recuperar la vida de dos de cada tres personas con paradas cardiorrespiratorias (más de 300 vidas en los últimos años).

Consideramos este último dato el éxito más importante de Bandera Azul, contribuir a salvar miles de vidas humanas cada año ya de por si justificaría la existencia de Bandera Azul. Y por este motivo siempre decimos que la seguridad y el servicio de socorrismo son la mejor inversión de los municipios en sus playas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.