ADICAE: «Sin un arbitraje independiente, rápido y eficaz, el anteproyecto de Justicia frente a cláusulas abusivas no servirá para resarcir a los consumidores»

Varios medios publican el avance de un anteproyecto legislativo que pretende sacar el Ministerio de Justicia con el que se persigue en teoría agilizar el atasco judicial contra cláusulas abusivas. En la práctica, puede suponer aún más atasco y más vías de dilación a favor de las entidades financieras.

ADICAE valora la intención del Gobierno de poner soluciones al atasco que sufren los juzgados especializados en cláusulas abusivas, pero advierte de que sin medidas valientes y que cuenten con la participación de los consumidores los intentos al final se convertirán en nuevos retrasos y dificultades para los afectados. Ese es el riesgo que corren los consumidores con el avance de anteproyecto legislativo que varios medios de comunicación atribuyen al Ministerio de Justicia, con la intención de tramitarlo a lo largo del año que viene.

Un avance del que las asociaciones legitimadas para la defensa de los intereses de los usuarios de servicios financieros deberíamos tener noticias más fehacientes y más concretas, entre otras cosas, porque introduce algunos elementos que merecen un debate sosegado. El principal, el hecho de que, nuevamente, y como ocurrió con el ‘decreto De Guindos’ de 2017, se vuelve a priorizar la reclamación en los servicios de atención al cliente de las entidades financieras como puerta de entrada innegociable e insustituible para poder llevar adelante demandas judiciales.

ADICAE recuerda que esta vía de reclamación, de «negociación previa» según el anteproyecto filtrado a los medios, en realidad es una vía muerta que no sirve para resolver las reivindicaciones de la mayor parte de los afectados. A partir de ese momento, el avance de anteproyecto quiere configurar una suerte de «juicio verbal rápido» que acelere los procedimientos. En la práctica, sin embargo, la mayor parte de los procedimientos por cláusulas abusivas que sí logran pasar ante el juez ya son dilucidados en las primeras fases de audiencia, con lo que ese presunto «juicio rápido» quizá incluso pueda otorgar a las entidades financieras nuevas excusas para seguir dilatando los procesos.

Ciertamente, casi la mitad de los procedimientos que entran en los juzgados especializados en cláusulas abusivas siguen esperando en mitad del atasco burocrático de los tribunales. Pero, a juicio de ADICAE, lo que se debe promover no es otro carril que se atascará por las maniobras torticeras de la banca, sino una herramienta de resolución extrajudicial de conflictos que sea realmente independiente, ágil, eficaz y vinculante, que obligue a la banca a cumplir con los derechos de los consumidores, y reconozca de manera colectiva y plena lo que ya reconocen el 98% de las sentencias judiciales por cláusulas abusivas.

ADICAE recuerda que es urgente la puesta en marcha inmediata de la Agencia de Protección del Consumidor Financiero, un ente mediador eficaz como solución a los conflictos de los consumidores, evitando el colapso de los juzgados españoles. «Instamos a que el Banco de España, por lo que le corresponde, vele por el cumplimiento de la directiva europea de resolución extrajudicial de conflictos como sucede en el resto de Europa. Necesitamos una gran agencia que reconcilie a la banca con sus consumidores, algo necesario para la economía y para la propia satisfacción de los consumidores».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.