La IXP «Terras del Navia» pondrá en valor los vinos producidos en A Fonsagrada, Navia de Suarna y Negueira de Muñiz

Se trata de vinos blancos y tintos frescos y suaves, con aromas florales y de frutas, caracterizados por sus graduaciones alcohólicas moderadas y por su buena y equilibrada acidez

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la orden de la Consellería de Medio Rural por la que se adopta decisión favorable en relación con la solicitud de registro de la indicación geográfica protegida (IXP) «Terras del Navia». De este modo, se aprueba la remisión de la resolución -junto con la documentación pertinente- al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, para proceder a la inscripción de esta IXP en el Registro comunitario de las denominaciones de origen protegidas y de las indicaciones geográficas protegidas. Al tiempo, se da publicidad tanto a su pliego de condiciones como al documento único, también disponibles para su descarga en la página web de la Consellería de Medio Rural.

Solicitada por la Asociación para la Defensa de las Variedades Autóctonas y del Viñedo de la Ribeira del Río Navia, la IXP «Terras del Navia» amparará los vinos tintos y blancos producidos en seis parroquias del ayuntamiento lucense de A Fonsagrada -Cereixido, Lamas de Moreira, Monteseiro, San Martiño de Suarna, Vilabol de Suarna y Vilar da Cuiña-, en otras seis de Navia de Suarna -A Pobra de Navia, Barcia, Castañedo, Muñís, Mosteiro y A Ribeira- y en la totalidad del municipio de Negueira de Muñiz.

El registro de esta indicación geográfica protegida se basa tanto en las características específicas del producto, claramente vinculadas al medio natural de producción, como a la reputación que ha conseguido, básicamente en el mercado gallego y asturiano. Se trata de vinos que reflejan los efectos de las condiciones termopluviométricas y agronómicas para una vitivinicultura de calidad, al que debe sumarse el factor humano que se concreta en la implantación de las viñas en zonas de buena exposición, con suelos calientes, permeables y con bajo nivel de materia orgánica, así como en la elección de variedades adaptadas al medio.

En esa línea los vinos de la IXP «Terras del Navia» se elaborarán exclusivamente con uvas de las variedades blancas Blanco legítimo, Albariño, Caíño Branco, Godello, Loureira, Treixadura y Torrontés. En lo que respecta a las variedades tintas, están permitidas las Albarín Tinto, Mencía, Merenzao, Brancellao, Caíño Tinto y Laurel Tinto.

Los viñedos deben estar inscritos en el registro vitícola y la recogida de la uva se realizará en cajas de vendimia u otros recipientes autorizados por la autoridad competente. El rendimiento máximo en la elaboración del vino será de 68 litros por cada 100 kilos de uva y las producciones máximas por hectárea serán de 10.000 kg de uva y 6.800 litros de vino para las variedades blancas, y de 8.000 kg de uva y 5.440 litros de vino para las variedades tintas.

En cuanto a las propiedades de los vinos, se distinguen por ser frescos y suaves en boca, limpios, brillantes, con aromas francos en los que se aprecian las características propias de la materia prima de la que proceden, con graduaciones alcohólicas moderadas, con aromas florales y de frutas y, finalmente, con buena y equilibrada acidez. Los vinos blancos presentan tonos amarillos dorados, de bueno potencial aromático y con toques cítricos al final. Mientras, los tintos poseen una capa media con tonos rojos de picota y reberetes violáceos, de estructura media y paso suave, con aromas de frutas rojas y silvestres y con un toque final ligeramente tánico.

En relación con la zona de producción, presenta un clima que se puede clasificar como oceánico en transición hacia el clima mediterráneo, con temperaturas medias anuales bajas. Los meses más cálidos son julio y agosto, con una temperatura media de 21 grados, mientras el más frío es enero, con un valor medio de 7,5 grados. Dentro de esa zona, casi la totalidad de la superficie dedicada al cultivo del viñedo se encuentra entre los 200 y los 500 metros de altitud, encajada entre montañas que superan los 1.000 metros en terrenos de orientaciones protegidas por los relevos de la dorsal de los Ancares, la sierra de Uría y la sierra del Acebo al norte, que ejercen un importante efecto barrera sobre la penetración de vientos oceánicos, lo que representa las condiciones idóneas para un área de gran productividad agrícola.

Además de los requisitos de producción y comercialización, la orden que publica hoy el DOG establece que la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), dependiente de la Consellería de Medio Rural, será la encargada de la comprobación del cumplimiento del pliego de condiciones de la IXP «Terras del Navia».

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.