Las investigadoras lideran el 33% de los proyectos europeos del CSIC

En 2020 el porcentaje de contratadas predoctorales fue el más bajo de los últimos años

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sigue avanzando en aumentar el liderazgo de sus investigadoras. Las científicas lideran el 33,4% de los proyectos europeos del organismo, un porcentaje que se eleva hasta el 50% en el caso de los programas ERC Starting Grant y Proof of Concept, según recoge el informe anual Mujeres Investigadoras 2021, elaborado por la Comisión Mujeres y Ciencia del CSIC (CMyC), asesora de la Presidencia del organismo.

No obstante, este documento subraya que el CSIC necesita seguir trabajando en lograr la igualdad de género. El informe valora como “muy preocupante” que el porcentaje de contratadas predoctorales en 2020 fuese de 50,5%, el más bajo de los últimos años. Por otro lado, el índice del techo de cristal global (Glass Ceiling Index, GCI)[1] se mantiene en 1,35, una cifra que, aunque indica que el CSIC es más igualitario que la media de los organismos de investigación europeos (que tienen un GCI de 1,64, según el documento de la Comisión Europea She Figures 2018), supone una cierta paralización del descenso de la desigualdad registrado en los últimos años.

En proyectos de cooperación, el liderazgo de las científicas asciende al 40% de los proyectos en vigor. Asimismo, más del 36% de los proyectos nacionales en el CSIC (vigentes y concedidos en 2020) están liderados por mujeres, con un retorno económico de más del 31%. En transferencia de tecnología, la participación de mujeres como inventoras de patentes de prioridad en 2020 está en torno al 38%, valor que se mantiene prácticamente igual al del año anterior.

Muy destacable es también la presencia de mujeres en el equipo directivo del CSIC (Presidencia, vocalías asesoras, vicepresidencias y Secretaría General), que se sitúa por encima del 66%. En la coordinación institucional, esa presencia se sitúa en cerca del 43%, y en la coordinación científico-técnica está alrededor del 50%. El porcentaje de mujeres en la dirección de los institutos, centros y unidades del CSIC es de un 23%.

El porcentaje de mujeres investigadoras de plantilla ha aumentado ligeramente respecto al año anterior, situándose en un 36,2%. Este porcentaje se eleva al 42% si se incluyen las investigadoras distinguidas, Ramón y Cajal, postdoctorales y predoctorales. Pocos cambios se observan en las escalas científicas del CSIC en 2020 con respecto a los datos del año anterior, con un ligero incremento en el porcentaje de profesoras de investigación, que se sitúa en el 26,9%. “En parte, este aumento puede ser debido al mayor número de jubilaciones de profesores de investigación varones”, tal y como indica el informe. El análisis desagregado por sexo según las Áreas Globales del CSIC (sociedad, vida y materia) muestra que en ninguna hay equilibrio de género: 38,8% en sociedad, 36,8% en vida y 34,7 en materia.

Disminución de las doctorandas

El informe señala que la tradicional gráfica de tijera, que refleja cómo avanzan mujeres y hombres en la carrera científica, está evolucionando hacia una pinza al disminuir el porcentaje de contratadas predoctorales.

La presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, hace referencia en la introducción del informe a la bajada en el porcentaje de doctorandas. “Esta tendencia no es exclusiva del CSIC, ya que se detecta en España e, incluso, Europa. Si la cantera de investigadoras se resiente, tardaremos más en conseguir la igualdad. Todo ello nos aboca a realizar un esfuerzo extra en la difusión de la ciencia para que se entienda como algo necesario y fundamental para el progreso y bienestar de todos”, indica.

“Estos datos ponen de manifiesto la necesidad de revertir esta situación porque se está poniendo en peligro conseguir, en un futuro cercano, la igualdad de género en la investigación en el CSIC”, destaca Francisca Puertas, vicepresidenta ejecutiva de la CMyC del CSIC.

“Especialmente preocupante -señala el documento- es el crecimiento del índice del techo de cristal en el área de recursos naturales (2,59), que, no solo no baja con respecto a años anteriores, sino que se incrementa de manera muy alarmante”. Esta situación ha llevado a la CMyC del CSIC a promover un estudio específico en los centros integrados en esta área global para analizar las causas y corregir la situación. En el resto de las subáreas los valores de GCI son similares a los de ejercicios anteriores. Destaca la de ciencias y tecnologías de los materiales con un GCI inferior a 1.

“El CSIC está comprometido con garantizar -en palabras de su presidenta- un futuro equilibrado e igualitario, garantizando que todo el talento posible, sin sesgos de género, enriquezca nuestro sistema de ciencia y tecnología”.

[1] El índice del techo de cristal o Glass Ceiling Index (GCI) es un índice relativo que se calcula comparando la proporción de mujeres en las tres categorías investigadoras respecto a la proporción de mujeres en la categoría de profesores de investigación. En 2020, el techo de cristal en la plantilla investigadora del CSIC fue de 1,35. Un índice 1 indicaría que no existe desigualdad, un índice mayor que 1 indica la existencia de un techo de cristal para las científicas.

Foto portada: El análisis desagregado por sexo según las Áreas Globales del CSIC (sociedad, vida y materia) muestra que en ninguna hay equilibrio de género, según el informe Mujeres Investigadoras 2021-CMyC. / ICMAB-CSIC

Fuente: CSIC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.