La Sociedad Española de Epidemiología pide un esfuerzo más para revertir la curva de contagios

La SEE recuerda que la pandemia no ha terminado e insta a los ciudadanos, administraciones y sector privado a mantener las medidas de prevención. Los expertos insisten además en que hay que trasladar a los jóvenes el mensaje de que no son inmunes y de que también corren el riesgo de desarrollar complicaciones por la COVID-19

Con la incidencia acumulada aumentando de manera brusca y 469,50 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, España se sitúa en el nivel de riesgo extremo por la COVID-19. Una situación que ha puesto en alerta a los expertos, que temen que con el incremento de la movilidad que caracteriza a la época estival los contagios se multipliquen.

Por este motivo, una vez más, desde la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) hacen un llamamiento a la prudencia y  piden a la población que extreme las precauciones en estos meses de verano. Los epidemiólogos/as insisten en que es fundamental no bajar la guardia y seguir respetando las medidas de prevención no farmacológica, como usar la mascarilla siempre que sea posible y esté recomendado, mantener una buena higiene de manos, mantener una adecuada ventilación de espacios cerrados, guardar la distancia interpersonal y evitar las aglomeraciones, priorizando las actividades al aire libre y cumplir los aislamientos y las cuarentenas.

Además de a la ciudadanía en general, los expertos se dirigen también a los más jóvenes, pues la franja que va de los 20 a los 29 años registra buena parte de los contagios y brotes que se dan en nuestro país, muchos de ellos asociados a viajes en grupo y a actividades de ocio.. En este sentido, la SEE advierte que los jóvenes y adolescentes no son inmunes a la COVID-19, y que además de contagiarse, pueden desarrollar una infección por COVID-19 que requiera de un ingreso hospitalario e incluso en UCI. De hecho, en España, la incidencia de COVID-19 en el grupo de edad de 20-29 años en los últimos 14 días ya supera los 1500/100.000, y es de remarcar que el grupo de edad de 30-39 años ya representa el 20% de los ingresados en UCIs por COVID-19.

Los expertos también destacan el gran esfuerzo que se está llevando a cabo en la campaña de vacunación, aunque reiteran que todavía no se ha alcanzado el nivel de inmunidad suficiente como para que el riesgo de contagio disminuya significativamente. También existe el riesgo de que personas ya vacunadas pero vulnerables puedan contraer el virus, o que se puedan contagiar los mayores que aún no estén inmunizados, por lo que es importante que tanto vacunados como no vacunados mantengan las medidas de higiene y protección.

Asimismo se hace un llamamiento a que las autoridades sanitarias, en todos los niveles, reactiven las medidas de control de la epidemia que sean necesarias, adaptándolas a la situación de cada territorio. Y que se haga una adecuada comunicación a la ciudadanía de su necesidad, evitando mensajes contradictorios.

Por último, la SEE recalca la necesidad de mantener y reforzar las actividades de vigilancia y control epidemiológico, que precisan, principalmente, el mantenimiento o refuerzo de personal cuando seas preciso, en todos los niveles para realizar un seguimiento adecuado y exhaustivo de todos los nuevos casos, favoreciendo particularmente el diagnóstico precoz, el estudio de contactos y el cumplimiento de aislamientos y de cuarentenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.