Objetivo mínimo de Galicia para la PAC: garantizar los mismos fondos que en el anterior período

La prioridad del Gobierno gallego es aproximar el nuevo modelo el máximo posible al de la agricultura y la ganadería de la Cornisa Cantábrica, con explotaciones pequeñas y medianas familiares y profesionales, frente a la orientación “mediterránea” que sostiene el Ministerio

La Xunta se marca como línea roja, en las negociación de la PAC, garantizar el mismo volumen de fondos para los agricultores y ganaderos gallegos que en el anterior período de ejecución. Así lo advirtió esta mañana el conselleiro del Medio Rural, José González, antes de participar en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios y en la posterior Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural, en la sede del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) en Madrid.

El conselleiro reiteró que la prioridad del Gobierno gallego es “la defensa de los intereses de nuestros agricultores y ganaderos”, en la línea de convencer al MAPA de que el modelo de la PAC se asemeje el máximo posible al de la agricultura y ganadería de la Cornisa Cantábrica y por lo tanto al de Galicia. Porque en este rato, matizó, lo que prima en la propuesta del Ministerio es el enfoque “mediterráneo”, orientado cara el sur y el este español. Todo esto, reiteró González, desde la lealtad institucional al Gobierno de España, pero con la máxima firmeza en la defensa de los intereses de Galicia que, recordó, es la quinta economía agraria del Estado. En esta línea, el conselleiro añadió que la referencia de la nueva PAC deben ser las explotaciones de pequeño y mediano tamaño, con base territorial, y muy profesionalizadas, que son las propias de nuestra comunidad.

Derechos de ayuda

En parecidos términos, José González insistió en la necesidad de regular de forma adecuada la cuestión de las superficies con derechos de ayuda y la cantidad que percibe cada beneficiario por hectárea. En este sentido, advirtió que antes de abrir los derechos de la PAC a nuevos cultivos, como frutas, hortalizas o viñedo -que favorecen esa orientación “mediterránea”- hace falta regularizar la situación de Galicia, donde nuestros agricultores y ganaderos tienen superficies por las que deberían estar cobrando, pero no lo hacen.

Así, disponen de hectáreas de pastos permanentes o forrajes, por ejemplo, pero no perciben por ellas derechos de la PAC, por diferentes causas de índole histórica. Además, añadió, esto tense que regularizar en Galicia porque nuestra autonomía es la que peor situación tiene del conjunto de España, con un diferencial negativo de hasta 30 puntos porcentuales respeto del promedio nacional cuanto la superficie con derechos.

Sobre los ecoesquemas, con los que la nueva PAC quiere fomentar las prácticas ambientalmente sostenibles, José González puntualizó que esos requisitos no pueden ser exigencias adicionales para los agricultores y ganaderos, que en el caso gallego ya están haciendo una custodia del territorio por la vía del cultivo de su base territorial. Fano, además, para luchar contra lo abandono, uno de los grandes retos que enfrenta el campo gallego. Por eso, el diseño a nivel español tiene que recoger ecoesquemas que se adapten a los sistemas productivos característicos de Galicia y la Cornisa Cantábrica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.