“Portela improvisa la seguridad de visitas al Pazo de Meirás, a costa de un ya insuficiente servicio municipal”

Tras ocho meses sin visitas al BIC, en la víspera de su reapertura parcial, Benito Portela ordenó al mediodía de ayer a la Policía Municipal su presencia en la puerta del Pazo de Meirás, en los momentos de acceso de las vistas durante los fines de semana

Un Policía tendrá que acudir al Pazo de Meirás hasta en cinco ocasiones los sábados, y en dos ocasiones el domingo. Su misión será dar apoyo en el control de accesos. La diferencia entre accesos es de dos horas, y está previsto que se realice durante quince minutos.

Parece que no hubo tiempo para organizar un refuerzo de la Policía Local.

Esta orden llega poco después de la polémica por las horas extras, que ante la negativa del Alcalde de Sada a pagar las realizadas en el confinamiento, obligó al sindicato a acudir al Juzgado para reclamar su abono, que les dio la razón. Este asunto llegó al pasado Pleno del mes de junio.

“Se trata de un servicio con falta de personal, obligado a hacer más horas extras que lo que permite la legislación laboral, y ante su precariedad no se pueden compensar preferentemente con descansos” denuncian desde el PP de Sada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.