Un estudio indica que las mascarillas transparentes aumentan un 10% la comprensión del habla

Se trata de una investigación realizada a distancia con 154 voluntarios, en la cual se midió la importancia de la pista visual en la comunicación tanto entre individuos con audición normal como entre personas con pérdida auditiva

El uso de mascarillas transparentes durante la comunicación incrementa hasta un 10 % la comprensión del habla tanto entre personas con pérdida auditiva como entre quienes tienen una audición normal, según se consigna en un estudio publicado en la revista Ear and Hearing.

Esta investigación se llevó a cabo en la Universidad de Texas, en Dallas (Estados Unidos), y contó con la participación de Regina Tangerino, docente de la Facultad de Odontología de Bauru, de la Universidad de São Paulo (FOB-USP), en Brasil.

“Nuestros datos muestran que el uso de mascarillas transparentes puede facilitarles la comunicación a todos, minimizando el estrés y mejorando la interacción. Pero, por supuesto: la protección debe ser la preocupación primaria en este momento; y en Brasil, aún no existe ningún modelo con eficacia probada que se encuentre a la venta”, dice Tangerino.

Según la investigadora, en Estados Unidos, dos modelos de mascarillas con visor transparente en el área de los labios ya cuentan con la certificación de la Food and Drug Administration (FDA, la agencia de control sanitario de ese país) y del Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). “Uno de nuestros objetivos consiste en poner de relieve la importancia de este tema”, afirma la investigadora.

Al comienzo de la pandemia, en 2020, el grupo subió a internet un conjunto de videos de 40 minutos de duración en los cuales una investigadora dice diversas oraciones en medio de ruidos de fondo. Algunas partes de las frases se grabaron sin mascarilla, otras con una mascarilla transparente en la zona de la boca y otras con un barbijo de tela opaca. Los 154 voluntarios, reclutados en las redes sociales o por correo electrónico, quedaron clasificados en tres grupos: con audición normal, con sospecha de pérdida auditiva o con pérdida auditiva confirmada (con o sin uso de implante coclear o aparatos auditivos). A todos se los orientó a ver los videos en un lugar silencioso y a escribir qué habían entendido luego de cada frase. Los participantes también debían calificar el nivel de confianza al responder e informar cuánto tuvieron que concentrarse para entender lo que se había dicho. Al final, se calculó el marcador de cada voluntario.

El porcentaje promedio de aciertos de las frases pronunciadas sin mascarillas, considerando el promedio de los tres grupos de voluntarios, fue del 83,8%. En el caso de las oraciones dichas con mascarillas transparentes, el porcentaje promedio fue del 68,9%, un 10% mayor que el de las frases proferidas con barbijos opacos (un 58,9%).

“Esta diferencia del 10% es significativa estadísticamente, y este beneficio pude extenderse no solamente al reconocimiento del habla, pues los participantes se sintieron también más confiados e hicieron menos esfuerzo para concentrarse cuando se usaban las mascarillas transparentes. En otra investigación, realizada en el Reino Unido con 460 personas, los autores observaron que los barbijos opacos tienen efectos sobre la fatiga, la ansiedad y las emociones, tanto de quienes están escuchando como de quienes hablan”, comenta Tangerino.

La pista visual

Para tener la seguridad de que la diferencia que se observó estaba relacionada con la pista visual (el movimiento de la boca que se ve a través del visor transparente) y no con cuestiones acústicas (como el hecho de que un tipo de mascarilla sofoca más el sonido que el otro), se realizó una segunda prueba con 29 voluntarios. En este caso, solamente se les envió a los participantes el audio de los videos utilizados durante el primer experimento. De este modo, los mismos no sabían qué frases se habían grabado con mascarillas y cuáles lo fueron sin ellas.

“En ese caso, el porcentaje promedio de aciertos fue menor para las oraciones pronunciadas con mascarillas transparentes cuando se las comparó con las proferidas con las opacas, lo cual confirma que las pistas visuales fueron determinantes para el mejor desempeño del primer estudio, al superar con ellas la degradación del sonido que genera el uso de las mascarillas”, comenta Tangerino.

La investigadora aboga por el estímulo a la producción de mascarillas transparentes certificadas por Anvisa, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil. Por ahora, solamente se encuentran disponibles en el país los modelos fabricados en vinilo, considerados ineficaces para impedir la transmisión del nuevo coronavirus.

Fuente: DICYT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.