Así es el nuevo puzle del Dépor Abanca. Por Pauli González Díaz

El Depor Abanca se enfrenta a esta temporada con un solo objetivo, volver a la máxima categoría del fútbol femenino español. El equipo coruñés saldrá a morder en una segunda división muy exigente, conservando tan solo a cinco jugadoras de la pasada campaña. El objetivo está claro, aunque el camino no será fácil. Las blanquiazules tienen por delante 30 jornadas y 15 equipos con las cosas muy claras.

El Depor ha pasado de ser la revelación de la Primera Iberdrola a ser incapaz de mantener la categoría en tan solo unos meses, de ahí que casi la totalidad de su plantilla haya decidido cortar su vinculación con el club. Cris Martínez, Patri López, Alba Merino, Carlota Sánchez y Eva Dios serán las únicas caras conocidas que veremos en Abegondo vistiendo la camiseta deportivista.

El conjunto gallego pierde grandes pilares, como Iris Arnaiz o Gaby. Ambas capitaneaban el equipo y habían alcanzado esta temporada los cien partidos vistiendo la blanquiazul. Otro hueco difícil de llenar lo dejan Peke y Athenea del Castillo, una dupla imparable que no ha dejado portería sin batir.

Aunque la baja más sorprendente es la de Manu Sánchez. El exentrenador del Depor Abanca fue destituido hace unos días, a pesar de que su renovación ya había sido anunciada unas semanas antes. Con esta decisión el club inicia una etapa de cambio con la que espera repetir la hazaña del ascenso conseguida dos temporadas atrás, aunque la decisión tal vez no llegue en el momento y la forma correcta.

Su sustituto será Miguel Llorente, un entrenador con un estilo muy marcado que destaca por su inteligente gestión de vestuarios. Algo que ya demostró la pasada campaña, cuando consiguió una muy lograda cuarta posición en Reto Iberdrola con el Barça B. A su lado estará una vieja conocida del club, Ana González. La gallega defendió la portería del Depor Abanca durante tres temporadas, ocupando la portería en su debut como club femenino en 2016.

Tanto Miguel como Ana se encuentran con una plantilla cuidadosamente escogida por Manu Sánchez, donde apuesta por la juventud aunque con pequeños toques de veteranía.

La portería estará ocupada por Ana Vallés y María Sampalo, dos jugadoras que ya saben lo que es la Primera División y que han sido habituales en las categorías inferiores de la Selección Española. En defensa las apuestas son Inés Altamira, que llega del Logroño después de nueve temporadas en la élite. Y jugadoras con mucha proyección como Andrea Sierra o Goretti Neira, procedentes del Athletic y del Friol.

El centro del campo lo ocuparán Alejandra Serrano, Jone Ibáñez y Raquel García. Todas ellas tiene entre 20 y 24 años, pero ya saben lo que es la Primera Iberdrola. Y, completando el medio, llega al Depor Laura Fernández, tras cinco años consecutivos en la máxima categoría y dos títulos de liga bajo el brazo.

Por último, encabezan la delantera Ainhoa Marín y María Ruíz. Ainhoa viene del Seagull aunque ha pasado por equipos como el Espanyol o el Barça B, además de proclamarse campeona del mundo en 2018 con la Selección Española Sub-19. María Ruíz, por su parte, viene del Málaga, con el que debutó en Primera división con tan solo 17 años. Ambas son jóvenes, pero lo tienen todo para dar la sorpresa esta temporada.

Miguel Llorente ya tiene todas las piezas, ahora solo queda esperar para ver cómo de bien encaja el puzle y si esto es suficiente para hacerse con el ascenso.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.