El 60% de las ayudas directas a autónomos están todavía sin otorgar

UATAE sigue con su campaña para que no se quede «Ningún autónomo atrás» e insta a los territorios a que refuercen los escudos de protección social para reforzar la actividad económica de autónomos y autónomas

Un reciente estudio publicado por la banca sobre el impacto de la COVID-19 sobre el consumo en nuestro país revela el aumento de un 28% con respecto a 2019 en las operaciones realizadas con tarjetas. Estas cifras de repunte del consumo van asociadas, en gran medida, al posible ahorro efectuado por parte de muchas familias durante el periodo de la pandemia y al crecimiento del turismo interior en nuestro país.

Los datos han propiciado, además, el crecimiento en la actividad de la hostelería y comercio, sectores que han sido de los más castigados durante la pandemia y que recuperan los niveles de hace dos años por primera vez desde el principio de la pandemia.

Así lo refleja también el INE en su estudio de los Indicadores de Actividad del Sector Servicios (IASS), donde comercio sube un 1’2% y hostelería un 16,8% con respecto al mes anterior (datos de mayo de 2021), y en términos interanuales el crecimiento es mayor donde encabeza hostelería con un incremento de 359,4%% y comercio experimenta un repunte del 35,2%.

En el caso de las comunidades autónomas se aprecia y se traslada este balance positivo donde aumentan su cifra de negocios del Sector Servicios de Mercado en mayo respecto al mismo mes de 2020. Las Islas Baleares (47,2%), Castilla y León (44,1%) y Comunitat Valenciana (42,9%) son las que más suben. Por su parte, Región de Murcia (14,2%), Extremadura (29,7%) y Comunidad Foral de Navarra (30,9%) registran los menores incrementos.

Para María José Landaburu, secretaria general de UATAE, «los datos de recuperación son positivos y se vienen dando gracias a las distintas activaciones de los escudos de protección social que se han ido aprobando tanto por el Gobierno como por las distintas competencias de los territorios y que han ido destinadas a aliviar la situación del conjunto del colectivo», pero «cabe recordar que todavía hay 218.000 autónomos y autónomas que siguen sin poderse incorporar al empleo autónomo y que disponen de una prestación por cese de actividad, por eso, es necesario que se agilicen cuanto antes las concesiones de las ayudas directas previstas, no podemos permitir que ningún autónomo se quede atrás después de todo el esfuerzo que han asumido durante este año marcado por la pandemia».

Desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), y con los datos sobre la mesa que ha dispuesto esta última semana el INE con la Encuesta de Población Activa (EPA) y el Ministerio de Seguridad Social con la afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, el balance que realizan es «positivo», pero no por ello, «debemos confiarnos, hemos visto como a lo largo de este último año cada ola sanitaria traía sus efectos colaterales».

Por ello, como insiste Landaburu «necesitamos que las distintas administraciones tomen conciencia de la importancia de seguir desarrollando medidas que impulsen el empleo autónomo, sobre todo, en estos momentos donde no se puede abanderar la relajación sino, más bien la implicación con el conjunto del colectivo que ha visto como en muchos sectores las restricciones sanitarias han llevado al cierre de muchos negocios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.