El presidente de la Federación Vecinal de Lugo, Jesús Vázquez, quiere marcar el rumbo político de la ciudad

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Lugo, (La federación aúna la representación de 200 asociaciones y 20.000 vecinos de la provincia, y más concretamente, a 120 asociaciones y 15.000 vecinos del Ayuntamiento de Lugo, según indicó el propio Jesús Vázquez). ¡Manda carallo! Aglutinan sobre el papel a un número importante de asociaciones de vecinos, bajo la única premisa de federarlos e invitarlos a asistir al “Día do Veciño”, subvencionado el acto por Concello y  Diputación. He vivido en Lugo varios años y no he conocido a un solo vecino que fuese asociado, sin embargo, he conocido a vecinos y familiares que iban a la fiesta del «Dia do Veciño» invitados como clac y a comer, vendiendo el «presidente de los vecinos» el humo del asociacionismo al papanatismo de los políticos asistentes.

La Federación Vecinal, el movimiento COGAVE (Confederación Galega de Asociacións Veciñais) con importante presencia de los mismos, el fenómeno Galicia Baleira o las múltiples asociaciones que dirigen, no llevan a más que a vender su peso en humo en las sentinas de Jesús Vázquez, con síndrome rancio, que llama a que las instituciones les generen un dinero de manera continua y en ocasiones descontrolado.
Es “vox populi” en Lugo, que el multipresidente maneja los hilos en el ala «socialista» del Ayuntamiento como quiere, con la única premisa de llevar a unos cuantos vecinos, por cierto, siempre los mismos, a unas visitas; mejor dicho, fotos en prensa en los barrios con la Alcaldesa, Lara Méndez. En el otro lado del gobierno a dos, el BNG no acepta ese modus operandi, de tal modo que, Rubén Arroxo, es el foco del embate de Jesús Vázquez y sus conmilitones, como se ha constatado por sus continuos ataques a su gestión municipal y en la carta beligerante que le envió Vázquez al concejal, con tintes «barribajeros» y «perdonavidas», que ha publicado ayer 21noticias.
Es peculiar el trabajo ambiguo de una Federación de Vecinos, que hace que trabaja para la Alcaldesa, sale de las reuniones con ella, se despiden cordialmente y Vázquez cruza la plaza y va a la cafetería a tomar café con Ramón Carballo, o con el «monaguillo» de turno En otras palabras, la AAVV “de” Jesús Vázquez no le genera ningún voto a Lara Méndez, más bien le crea problemas dentro y fuera del Concello.  La regidora municipal dijo en una ocasión «el tejido asociativo lucense es sin duda alguna uno de los pilares más importantes de los que disponemos, hecho que debemos preservar pues, Lugo no se entiende sin la Federación, Lugo no se entiende sin sus vecinos«. Ahora se comprende porque Lara Méndez es «alcaldesa virtual», bajó miles de votos en la última contienda electoral y le fallaron miles de los 15.000 votos de los afiliados al tejido asociativo de Jesús Vázquez.

Mientras tanto, el PP maneja bien la situación, con un equipo a nivel provincial, dirigido acertadamente por Elena Candia, que sabe para lo que le hace falta la Federación Vecinal, que se lo pregunten al directivo, Fernando Rois, pero que no quiere que formen parte de su agenda diaria. Por el momento, el delegado de la Xunta en Lugo, Javier Arias Fouz,  está siendo inteligente y marcando distancias con un entorno que puede ser cercano, por cuestiones familiares.
Resumiendo. La Federación Vecinal de Lugo está obsoleta por los continuos vaivenes de sus directivos, con más años en el cargo, que “cascorro” en la milicia. La única fuerza que tienen es su repercusión mediática como altavoz, pero sin eficacia política ni vecinal, intentando manejar a Lara Méndez, o creen que la manejan y queriendo hacer lo mismo con Rubén Arroxo, que no está por la labor, que cada día que pasa, el concejal nacionalista goza de la empatía de los vecinos, que son los que votan en libertad, sin cosidos ni tejidos, apreciando el trabajo que hace por el bien de los ciudadanos.
“Obras son amores y no el humo mediático de sus labores”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.