Las lonjas gallegas multiplican por ocho sus ingresos por la venta de pulpo

La facturación de los centros de subasta por la comercialización de esta especie son más de un 60% superiores a la media de la serie histórica mientras que las capturas también están por encima de la media de los últimos ejercicios y el precio medio es el segundo más alto

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, visitó hoy la lonja de Bueu y mantuvo un encuentro con los representantes de la cofradía de pescadores local en la que analizó la evolución del sector en los últimos meses y especialmente la campaña del pulpo, que está ofreciendo datos que apuntan a la recuperación de la especie. Las capturas inscritas en el conjunto de Galicia en los primeros 40 días de actividad tras la veda multiplican por más de siete las obtenidas en el mismo período del año pasado mientras que los ingresos multiplican por ocho los de 2020. Este mejor balance en la facturación se debe a que el precio medio, de 9,3 euros el kilo, es el segundo más alto de la serie histórica solo superado por los 10,6 euros el kilo de 2018.

La titular de Mar destacó que hasta la semana pasada las lonjas gallegas recibieron más de 230 toneladas de este cefalópodo, un 3% más que la media histórica, e ingresaron más de 2,1 millones de euros por su venta, un 63% por encima de la media de la serie, que se remonta a la campaña 2004-2005.

Rosa Quintana incidió en que estos datos vienen a confirmar los buenos presagios de finales de la campaña pasada, cuando la información obtenida por los profesionales del sector y por los técnicos de la Consellería del Mar apuntaban a una mejora del estado de la especie tanto por el volumen de capturas como por el reclutamiento de juveniles. Se trata de una mejora del recurso a la que también contribuyó la fijación, de acuerdo con el sector, de una veda de dos meses para la captura de la especie, la más larga de los últimos ejercicios.

En el caso de la lonja de Bueu, en las primeras semanas de campaña comercializó más de 4.500 kilos de pulpo y facturó alrededor de 40.000 euros por su venta. En el caso de las capturas, son cifras que rondan la media histórica y triplican las del año pasado, mientras que los ingresos superan en un 30% la media inscrita en los ejercicios anteriores y cuadriplican los obtenidos en las primeras semanas de pesquería posteriores a la veda de 2020.

La titular de Mar recordó que la campaña del pulpo 2020-2021 fue anómala y que la evolución del pulpo suele ser cíclica. En ella, además de la actividad pesquera, influyen otros factores como los medioambientales y los climatológicos, que pueden provocar descensos puntuales en las capturas. En este sentido, incidió en que los datos obtenidos hasta ahora y la abundancia de juveniles que hay en el mar, constatada tanto por el sector como por los técnicos de la Consellería, debería garantizar el desarrollo sostenible de la pesquería en los próximos meses.

Este encuentro con la cofradía de Bueu se enmarca en el contacto permanente de la Xunta con el sector para evaluar sus necesidades y analizar la evolución de su actividad. En el caso del pulpo, las partes realizan un seguimiento constante de su situación a través de la comisión de seguimiento del plan de gestión de la especie, en el que analizan su estado y adoptan las medidas más oportunas para el desarrollo sostenible de la actividad, como es el caso de la ampliación de la veda aprobada este año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.