Miguelanxo Prado. Viñetas desde o Atlántico clausuró su XXIV edición con «una sensación general de positividad»

Por segundo año consecutivo, el Festival de Cómic coruñés ha tenido que adaptar la programación y el desarrollo de sus actividades a los condicionamientos de la situación sanitaria derivada de la pandemia, sin por ello faltar a la cita con el público ni renunciar a sus propuestas esenciales. «En esta edición nos hemos acercado a la normalidad durante la programación, pero hemos inaugurado en condiciones y restricciones muy parecidas a las del año pasado, eso sí, con muchos más invitados, charlas, firmas… Manejar todo ello en esta situación ha sido la principal dificultad», señala el director, que no duda en hablar de «un balance muy positivo» y en poner ya el punto de mira en la celebración del 25 aniversario.

Miguelanxo Prado destaca la «excepcional historia» del Salón Internacional. «Un proyecto apoyado por el Ayuntamiento, que se mantiene durante 24 años y que ha conseguido hacerse un hueco en el panorama nacional es todo un logro». Remarca también la incuestionable «complicidad» en esta apuesta social, tanto de quien lo sustenta como de la ciudadanía coruñesa que, a punto de cumplir un cuarto de siglo, considera Viñetas ya una parte indisociable del verano de la ciudad. «Hay mucho que celebrar en las bodas de plata del Festival, el año que viene».

Tanto la organización como los libreros de la feria editorial coinciden en destacar la respuesta del público y han constatado una afluencia de personas bastante superior a la del año anterior, muy restringida por la pandemia. «Ha habido ediciones mejores con salas repletas de gente» reconoce el director, «pero a pesar de las limitaciones que forzosamente reducen la cantidad de personas que pueden acceder a las salas y a las actividades, los números son infinitamente mejores que el año pasado». Las restricciones por el Covid han provocado también una escasa presencia de visitantes extranjeros. En los festivales prepandémicos era cada vez más frecuente ver grupos de aficionados alemanes, portugueses o franceses, y no pocos de ellos programaban el viaje a la ciudad de A Coruña ex profeso en coincidencia con Viñetas.

Invitados y equipo de organización durante la visita a la Torre de Hércules

Para Miguelanxo Prado «nos vamos a tener que meter en la cabeza que en ningún ámbito a corto plazo vamos a volver a ver las grandes cifras de público de antes del Covid» y aboga por seguir con su desarrollo «adaptándonos a esta situación» y buscando «nuevas herramientas». Pone como ejemplo, en el caso de Viñetas, el buen funcionamiento de las retransmisiones on line de las charlas diarias con los autores invitados para paliar el escaso número de personas que pueden acceder presencialmente. No solo tienen un elevado seguimiento en directo sino que también registran un importante movimiento de visualizaciones a lo largo del año. El director del Salón Internacional quiere expresar, además, el agradecimiento de toda la organización de Viñetas al público asistente, por su paciencia y comportamiento ejemplar pese a las colas y los tiempos de espera impuestos por la aplicación de las restricciones sanitarias.

Las actividades de Viñetas desde o Atlántico finalizaron ayer domingo, pero las exposiciones de originales seguirán abiertas hasta el próximo 5 de septiembre. «Un escaparate magnífico que abarca la totalidad de opciones creativas del Cómic y demuestra su capacidad para tocar todos los temas», explica el director del Salón.  «Refleja muy bien la salud creativa del medio en España».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.