Ante el fallecimiento de Joseba Arregi. Por Iñaki Anasagasti

Cuando una persona fallece a los 75 años creo se debe analizar el conjunto de su vida. No solo de una parte de ella. Y si hay discrepancias, hacerlo pasado cierto tiempo. En mi caso, por partida doble. Joseba Arregi tras enviudar se casó con mi prima Amaia. Y no seré yo quien caiga en este momento en ningún tipo de crítica a lo que considero la segunda parte de su vida.

La foto es del 7 de septiembre de 1985. Una bonita y entrañable foto. Le  habían elegido presidente del Gipuzko Buru Batzar, una elección harto comprometida en un territorio diezmado por la división. Celebran  en Zarautz el cumpleaños del Lehendakari Leizaola junto a Uzturre, en ese momento presidente del EBB. Ante aquella tragedia que fue la división del Partido Nacionalista, Joseba fue parte del resurgimiento del EAJ-PNV como burukide y posteriormente como Consejero de Cultura y portavoz del Gobierno Vasco. Es un dato importante.

Su aporte a la cultura de Euzkadi, la consolidación de EITB, la apertura del país a Europa (era también de cultura alemana), su apoyo irrestricto al Guggenheim hace que en el balance pese más su acción positiva para este país  que su posterior discrepancia partidista sin olvidarnos su trabajo en favor de la consolidación del euskera que él dominaba siendo hermano de Rikardo Arregi un escritor magnífico en euskera, tristemente fallecido en accidente muy joven. Hay un premio que lo recuerda todos los años.

Conocí a su aita Pedro, uno de las referencias de la resistencia al franquismo. En el libro de Julio Ugarte se narran lo que fue la casa de los Arregi  bajo el franquismo y su relación tan estrecha con quien fuera presidente de Euskaltzandia, D. Manuel Lekuona.

Solían comentar con ironía que el proyecto Guggenheim había sido un proyecto gipuzkoano junto a un Pradera que apostó por él. Xabier Arzalluz de Azkoitia, Joseba Arregi de Andoain, Joxe Joan González de Txabarri de Zarautz, Juan Luis Laskurian de Soraluze y Tomás Uribeetxeberria de Aretxabaleta. No deja de ser verdad ante tanto padre actual de la criatura que se ponen plumas inmerecidas. Arregi luchó desde el Gobierno Vasco para que el proyecto se hiciera y consolidara No le pagaron bien al descartarle posteriormente como miembro de su Consejo.

El viernes en la Iglesia San Vicente de Bilbao será su funeral. GB Joseba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.