El vandalismo se ceba sobre la exposición fotográfica «A Vida Negada» que la Red Acampa tiene instalada en los jardines coruñeses de Méndez Núñez

En la última semana han robado varias lonas con imágenes a gran formato, dañado otras y doblado las estructuras metálicas que las sostienen 

El vandalismo se está cebando, noche sí, noche también, con la exposición fotográfica «A vida Negada» que la Red Acampa ha desplegado en los Jardines de Méndez Núñez en el marco de su V Encuentro Internacional Acampa pola Paz e o Dereito a Refuxio. En la última semana han robado varias lonas con imágenes a gran formato, dañado o desprendido otras e incluso doblado las resistentes vallas metálicas que le dan soporte. «Es bastante desolador», confiesan desde el Movimiento Acampa, porque lo que nace para invitar a la ciudadanía a reflexionar sobre los gravísimos efectos del saqueo de recursos en las comunidades locales de distintos puntos del planeta acaba, inesperadamente, haciéndonos reflexionar sobre la sociedad más cercana, sobre esos pocos que creen que es una valentía llevarse una fotografía a casa o que reafirman su liderazgo desprendiendo varias o doblando sus soportes.

Desde el Movimiento Acampa pola Paz insisten en defender y agradecer el comportamiento cívico de los coruñeses. «A lo largo de estos últimos años, la ciudadanía coruñesa nos dio ejemplos más que sobrados sobre su compromiso y su interés por reflexionar en torno a nuestras propuestas, participando en cada uno de los cinco Encuentros Internacionales que hemos tenido. Desde el año pasado, forzados por el COVID-19, las exposiciones fotográficas han salido de las salas de exposiciones y han tomado la calle, una fórmula además que garantiza que miles de coruñeses puedan disfrutarlas, puedan reflexionar, durante su paseo por el centro. «Nos gusta abrir esas ventanas, en este caso a los espacios de expolio, e interpelar a la ciudadanía». Sabemos, añaden desde la Red Acampa, que «el vandalismo no es responsabilidad más que del que lo practica, pero sin duda se minimiza si las personas del grupo que caminan con esa persona, con cuya acción no están de acuerdo, tienen la valentía de cuestionarle, de afearle la conducta».

La Red Acampa pola Paz es una organización sin ánimo de lucro que en la actualidad integra a cerca de 70 organizaciones, asociaciones, oenegés que trabajan en el ámbito social, así como a partidos políticos, entidades de todo tipo y particulares sensibles a la necesidad de defender los Derechos Humanos y el Derecho a Refugio. Organizar cada año el Encuentro Internacional en el que se enmarca esta propuesta expositiva supone muchas horas y mucho esfuerzo de trabajo voluntario, desinteresado. Por ello es aún más doloroso comprobar que esa propuesta, asentada en el centro de la ciudad, en uno de los jardines sin duda con más vigilancia por cámaras de la ciudad, es dañada una y otra vez.

Acampa confía en que estos ataques dejen de suceder para evitar tener que retirar antes de tiempo las exposiciones de los fotoperiodistas Judith Prat, Javier Corso, Xosé Abad, Akinlunde Akinlenye, Luis de Vega, Victor Moriyama y Ernesto Piovano, pues tenían previsto mantenerse hasta el día 10 de octubre. «Lo que es inviable es estar todas las mañanas arreglando los destrozos, sustituyendo vallas o copiando lonas desaparecidas o tener que pagar vigilancia nocturna», concluyen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.