En marcha una nueva fase de excavación en el yacimiento arqueológico de Proendos

Los trabajos se prolongarán durante dos semanas y van a consistir en la apertura del hórreo romano aún sin excavar y en la comprobación de la existencia de un posible columbario

La Xunta de Galicia inicia hoy una nueva fase de excavación en el yacimiento arqueológico de Proendos, en Sober, donde ya se actuó en los últimos años sacando a la luz numerosos materiales de amplia cronología que van desde el siglo I ata el siglo V.

En esta ocasión, en colaboración con el Ayuntamiento de Sober, los profesionales de la empresa Tempos Arqueólogos trabajarán durante dos semanas en la zona. En concreto, la actuación que se pondrá en marcha consistirá en la realización de dos sondeos manuales en el ámbito del yacimiento. La primera de ellas se llevará a cabo en la zona donde apareció el pasado año una estructura tipo hórreo con el fin de ampliar el área excavado para su mejor caracterización. Se trata de un hallazgo que podría convertirse en el más grande de Galicia y en el primero de la Comunidad vinculado a una gran villa romana.

El segundo sondeo, por su parte, se centrará en una zona del yacimiento próxima a la iglesia de Santa María de Proendos para comprobar la posible existencia de unas estructuras circulares que suministró el georadar y que podrían ser un columbario romano. La iniciativa se completa con acciones de difusión y con la realización de una memoria técnica que contribuya a divulgar los trabajos hechos y el valor de este yacimiento.

Hace falta recordar que en este lugar se han constatado desde antiguo, a través de hallazgos casuales e intervenciones no sistemáticas, la aparición de significativas evidencias materiales de adscripción romana que van desde un gran número de fragmentos de tégula, ladrillos y cerámica, hasta varios fragmentos de columnas, capiteles, basas, epígrafes y restos de canalizaciones de granito, muchos de los cuales aún se conservan en los muros de cierre y en el interior de las casas del actual pueblo de Proendos.

Desde el año 2019

Los últimos trabajos impulsados en este yacimiento ya constataron la existencia de un hipocausto, una estancia hueca que los romanos solían construir debajo del suelo en los cuartos de las viviendas y en los baños para que circulase el aire caliente. También se localizó una ábside circular, un elemento arquitectónico de origen romano presente tanto en edificios religiosos como seculares, y un hipotético horreo romano. A estas aportaciones se suman los numerosos materiales o los restos de las estructuras de las edificaciones, que ya fueron localizadas a un nivel muy superficial en las primeras jornadas de trabajo, o la aparición de un mosaico romano que no se conserva íntegro, pero del que sí aparecieron varios fragmentos reducidos.

Hace falta recordar que la prospección geofísica llevada a cabo por el Ayuntamiento de Sober en el año 2019 ya permitió constatar la existencia de, por lo menos, un complejo de hipocaustos de extensión considerable, varios elementos de posible carácter público y de servicios, posibles estructuras de habitación, un probable tramo urbano o estructuras funerarias, así como un hipotético sistema de conducción de aguas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.