Reunión entre el delegado Territorial de la Xunta en Lugo y Rubén Arroxo para mantener la parada original del bus al Carqueixo 

La Delegación Territorial de la Xunta en Lugo propone mantener la antigua parada en la LU-530, a un lado de la gasolinera del Carqueixo, para la línea que da servicio al citado barrio, con el fin de garantizar la seguridad viaria de sus usuarios. La intensidad media de tráfico (IMT) es de más de 10.000 vehículos al día en esta vía, lo que la convierte en una de las carreteras con más tráfico de la red autonómica, e implica un problema de seguridad viaria para los vecinos y vecinas que deben atravesar a pie la rotonda para llegar a la nueva parada.

Así lo explicó el delegado de la Xunta, Javier Arias, al teniente de alcaldesa, Rubén Arrojo, en la reunión mantenida esta mañana en el edificio de la delegación territorial, en la que, en un clima de cordialidad y diálogo, ambos estuvieron acompañados por técnicos, tanto de la Agencia de Infraestructuras de Galicia como del Ayuntamiento de Lugo.

Otra de las actuaciones que supondría el incremento de la inseguridad viaria para los usuarios es la futura puesta en funcionamiento de la Ronda Este, que a juicio de los técnicos implicará mayor movimiento del tráfico en una zona en la que también confluye la LU-021, con una IMT de 6.000 vehículos al día. Ante esta situación, Arias señaló que “Una parada en la rotonda es técnicamente complicada y afectaría a la seguridad viaria de los usuarios, por lo que pedimos volver al trazado original de la línea”.

La localización de paradas en la rotonda supondría además la necesidad de construcción de carriles de aceleración e incorporación, lo que dificulta aún más la localización en la citada glorieta.

PUBLICIDAD

A la espera de la concreción del recorrido por parte del Ayuntamiento, la Delegación Territorial de la Xunta expone una solución para reducir al máximo los kilómetros y no dar la vuelta en la raqueta. Javier Arias apunta “la posibilidad de llevar a cabo una pequeña obra para hacer un cambio de sentido y que el autobús gire más adelante, en la propia carretera LU-530. Esto permitiría, a mayores, instalar una nueva parada para los vecinos de la zona y hacerlo con todas las garantías de seguridad, en una recta o en un trecho que no entrañe peligro para los usuarios del servicio”.

La reunión se celebró está mañana, después de que ayer Arias, junto a técnicos de la AXI, había analizado sobre el terreno las posibles alternativas que existen para instalar una parada en la carretera autonómica y después de hablar con los vecinos y vecinas del Carqueixo para conocer su opinión al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.