¿Cómo encontrar una buena agencia de SEO?

Estar en las primeras posiciones de la parrilla de búsqueda en Google determina el éxito o fracaso de buena parte de la carrera de productos semejantes hacia la decisión final del cliente; optimizar nuestro lugar es la meta del motor de búsqueda optimizada o SEO

El posicionamiento de una empresa no solamente depende de la calidad del producto que ésta ofrece, sino también en la capacidad para transmitir sus cualidades, y el cómo de alto resuena su eco. Resulta inherente a esa idea, por lo tanto, cuál es el lugar que ocupa en un mercado también, sino de cómo de bien decimos lo bien que lo hacemos.

Por ejemplo, si el mercado online fuese una avenida llena de restaurantes, con viandantes hambrientos, el camarero en la puerta lanzando las bonanzas de su menú y su carta, intentando atraer a los mismos, haría las funciones del buscador online. Sin duda, los cuatro, cinco o diez primeros establecimientos en los extremos de la calle serían a buen seguro los que más opciones tendrían de convencer a alguien con mucha hambre. Que nuestro restaurante, es decir empresa, esté en primera línea en esa avenida llamada buscador de internet es el trabajo de la Agencia Eskimoz, paradigma del ejercicio perfecto de un SEO (Search Engine Optimization o motor de optimización de búsqueda). Cercana a sus clientes y dedicada para crear personalidad, Eskimoz Barcelona ofrece una metodología cien por cien cualitativa que respeta los criterios de Google.

Posicionarse para ganar

El posicionamiento hoy en día es vital para ganar visibilidad, logrando de esta manera ser el centro de atención de los potenciales visitantes-clientes, que en definitiva son quienes promueven una marca o producto en particular.

Es sin duda de una de las estrategias orientadas al marketing digital más importantes, ya que permite que se incremente la visibilidad al mismo tiempo que se aumenta también el número de visitas que llegan desde los distintos buscadores (tráfico orgánico). El resultado es  más que positivo, ofreciendo la oportunidadad de convertir clientes potenciales en clientes. Echemos un vistazo, por ejemplo, a una carrera de Fórmula Uno: la parrilla de salida serían mi empresa y las de la competencia que ofrecen un servicio similar. Del motor que lleve nuestro monoplaza, y el SEO es un motor, depende en buena medida en qué posición lleguemos para cubrir las necesidades de ese cliente que necesita algo de nosotros: más del 90 por ciento de los clicks se hacen en la primera página, más del 60 en las tres primeras posiciones y más del 80 por ciento está generado por la long tail (determinados tipos de negocio o modelos económicos tales como Amazon o Netflix).

En definitiva, solía decirse que si un producto existía lo encontrabas en El Corte Inglés. Pues bien, por muy maravilloso que sea lo que tenemos que vender, y por muy superior que sea al de la competencia, si no estamos en Google, o en las primeras posiciones de esa parrilla, las curvas de cuando se pongan en verde de los semáforos se hacen imposibles para la remontada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.