Eibar. Se consolida el poliamor entre el PSE y BILDU. Por Iñaki Anasagasti

Otegi acusaba al PNV de machista por ser leal a los pactos que suscribe mientras Sortu cree en el poliamor, es decir, pactar con varios a la vez. En la tertulia de hoy de Radio Euzkadi Marta Marín le ha pedido a Otegi no sea frívolo utilizando un concepto tan violento como el de machista que designa algo muy desagradable y rechazable.

No andan muy finos los de Sortu últimamente y me da que eso no gusta mucho en el politburó madrileño del PSOE aunque el PSE ha comenzado ese poliamor además de en Irún en la localidad de Andueza, Eibar.

Desde las filas jeltzales, Josu Mendikute no duda en que este movimiento realizado por el PSOE y EH Bildu responde a intereses ajenos a la ciudad. “Desde el PSOE pretenden desplazar al PNV de la centralidad que representa en Eibar, y para ello, el Alcalde se niega a negociar con el PNV porque quiere desplazarnos de esa centralidad. No lo va a conseguir, vamos a seguir actuando con responsabilidad, como hemos hecho hasta ahora, facilitando la gobernabilidad de la ciudad, buscando acuerdos, tendiendo puentes frente a quienes tratan de dinamitarlos”.

En ese sentido, el primer grupo municipal de la oposición no duda en que el cambio de rumbo de EH Bildu, aprobando la cobertura de las vías a la que durante años se había negado, responde a intereses ajenos a la ciudad. “La semana pasada Arnaldo Otegi lo dejó muy claro en la Escuela Armería: harán todo lo que puedan para arrimarse al PSOE para generar un clima favorable para lo que denominan la madre de todas las batallas: los 200 presos que están en su ‘frontispicio’, objetivo superior a cualquier demanda social”. Ante ello, Mendikute añadió que “a mí me parece estupendo que Bildu tenga en España sus propias prioridades. Sólo le pido a Otegi que no utilice a la ciudad de Eibar como un juguete para sus experimentos, y que deje en paz a los vecinos, que no deben ser los paganos de las necesidades de la izquierda abertzale”.

La operación PSOE-PSE de blanqueo de la Izquierda Independentista, conformada en exclusividad por Sortu, ha tenido su Stalingrado particular en el mismo lugar en donde se gestó, Eibar. PSE y Sortu-Bildu buscaron un lugar con mayoría socialista con el cual realizar un ensayo a escala de un Gobierno «progresista» el mismo donde Arnaldo Otegi (nada es casual), puso su dialéctico contrapunto a la interesada declaración de Aiete. Ahora tenemos la suerte de contemplar como el futuro se gesta sobre las bases del presente y la foto de Eibar nos muestra lo que podría ser esta mayoría de “izquierda”, en la cual la incompetencia municipal de unos se ve compensada y compenetrada por la falta de ética de los otros. Y todos a una para acallar al pueblo que protesta y protestó en el pleno y en la calle, al que agreden con su decisión.

Para ello, ambas formaciones se pusieron de acuerdo en la aprobación de algo nefasto para una ciudad al límite de su degradación tras 35 años de gobierno del PSE de Arriola – Andueza. Tuvieron que pasar por encima de trámites, protocolos, transparencia e información. La presencia de unos vecinos ultrajados en sus derechos, que acudieron al Pleno con intención de protesta frente la impunidad del desaguisado, no tenía mayor importancia para quienes tan solo tienen en su frontispicio los presos que ocasionó su práctica terrorista (Bildu) o su ambición personal por alcanzar el poder, sin apoyo popular suficiente, aunque esto fuese vendiendo su alma al diablo (PSE-Eibar).

Si hace unas semanas fue Aitor Esteban quien advirtió seriamente al Gobierno de Sánchez, hace pocos días su colega el portavoz Jeltzale en Eibar Josu Mendikute reprobó públicamente unas formas de hacer política en las antípodas de la ética y la moral. Mendikute, en su discurso de aire fresco para la política, pone en valor la importancia de la palabra dada y la gestión eficiente del dinero público, dando una lección que de seguro alguno no olvidará jamás.

La escandalosa foto de un PSE y una Sortu solos, de la mano y a espaldas del pueblo, será su particular Foto de Colón. Las cacicadas se terminan pagando más pronto que tarde que se lo pregunten a Otegi y su puerta a puerta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.