El Compostela suma y sigue de fiesta

La SD Compostela sumó los tres puntos ante la Segoviana, tras un partidazo en el que venció por 2-0

La SD Compostela regresó a la senda triunfal en el fortín tras un auténtico partidazo contra la Gimnástica Segoviana. Los blanquiazules desplegaron su mejor juego para superar a todo un equipazo y acabaron venciendo por 2-0. Los tres puntos regresaron a Santiago, permitiendo así que el equipo siga en los puestos nobles de la tabla.

Tras acumular varias ocasiones de peligro en los primeros veinte minutos, el Compos comenzó a encarrilar el choque a los 24, cuando Escudero, tras una falta botada por Samu, conectó un soberbio cabezazo cruzado que acabó en la red. Ya en la segunda parte, con ventaja local y tras fallar un penalti, Fer Beltrán cerró el marcador con otro magistral testarazo, a los 78 minutos, al aprovechar un centro medido de Josiño.

La SD Compostela regresaba al Vero Boquete, tras una gran victoria en Llanera, para seguir sumando de tres. En horario matinal y con una gran entrada en el fortín, los nuestros querían lograr tres puntos muy importantes. Para ello, Rodri, como única novedad en el once, dio entrada a Salado por el carril izquierdo, dejando a Escudero de nuevo por dentro.

Ante una gran Segoviana, un equipo que también gusta del fútbol combinativo, el Compos salió mejor y, desde el comienzo, pudo imponer su estilo, llegando de manera más incisiva al área rival.

Lo probaron primero Pablo Durán, tras una buena acción de contraataque, pero la mandó arriba, y Parapar, en un mano a mano con Carmona, tras servicio de Primo, pero se encontró con la pierna del portero. A balón parado, también apretaban los de Rodri, teniendo Guille un claro remate a la salida de un córner, pero su cabezazo se marchó por encima del larguero.

Con todo, fruto de la insistencia blanquiazul, acabó llegando el gol, precisamente en una acción ensayada. Colgó la falta Samu al primer palo, la remató cruzada Escudero, tirándose en plancha, y la pelota rebotó en el poste y se coló en la red. Un auténtico golazo de laboratorio.

Con ventaja en el luminoso, los nuestros supieron controlar el choque hasta el descanso, gozando de alguna internada por banda que no acabaron de materializar. Por el contrario, en área propia, Pato sólo tuvo que intervenir para sacar un disparo de Nanclares desde lejos, que se complicara con el bote.

Tras el tiempo de asueto, un Compos hambriento salió a por más y en menos de sesenta segundos encontró una ocasión propicia. Escudero fue agarrado en el área por De la Mata y el árbitro no lo dudó, penalti. Como es habitual, Pablo Antas tomó la responsabilidad, tiró de temple y golpeó ajustado al palo, pero, esta vez, Carmona estuvo muy ágil, aguantó hasta el final y sacó una mano sensacional para evitar el tanto.

Con el subidón de la parada, la Segoviana ganó fuelle y planteó una presión alta que, por momentos, complicó las cosas a los nuestros, aunque sin generar excesivo peligro. Mientras tanto, el Compos si que aprovechaba cada salida a la contra, para meter el miedo en el cuerpo del rival.

Hasta en tres ocasiones, Primo pudo ampliar la ventaja, pero hoy careció de fortuna de cara a la portería. Primero, en el 51, en una acción en la que se ganó el espacio él sólo, soltó un disparo cruzado que salió cerca del poste. Después, en el 60, le robó la cartera al portero en la salida, pero resbaló y no pudo acabar conectando el tiro. Y por último, en el 77, en una hermosa jugada desde atrás, Rafa Mella lo dejó en el mano a mano, el ariete cántabro regateó a Carmona, pero sin portero, aunque algo escorado, la mandó arriba.

Pese a ello, como en la primera mitad, al final la pelota acabó entrando. Sin tiempo para lamentaciones, en el 78, en una nueva rápida contra, Pablo Antas avanzó con la pelota, la abrió para Josiño y este puso un centro medido al punto de penalti para que Fer Beltrán, tirándose en plancha, conectase un gran testarazo para poner el segundo en el luminoso. El mediocentro de O Saviñao, que regresaba tras la lesión, estrenó así su cuenta goleadora en el Compos.

Y aún pudo caer alguno más, porque en el 80, Primo dio esta vez la asistencia para la entrada de Rafa Mella, pero el atacante coruñés, algo forzado, remató fuera en el mano a mano.

Por ello, con el 2-0 final, la SD Compostela sumó su segunda victoria consecutiva, tres puntos que le permiten seguir en la parte alta de la clasificación. Los blanquiazules volvieron a la senda triunfal en el fortín y, además, dejando la portería a cero. La próxima semana tocará ir a por más en la visita al Coruxo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.