La Agencia Tributaria incauta en Murcia 4.000 kilos de hachís

La operación, denominada ‘Racel’, tiene su origen en una serie de actuaciones iniciadas por Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en el año 2020, cuando se comenzó a investigar a distintas personas que podrían formar parte de una organización contrabandista.

De acuerdo con las investigaciones, esta organización estaría preparando el alijo de una importante cantidad de hachís aprovechando las salidas a faenar de algún pesquero con base en el puerto de San Pedro del Pinatar.

Durante estos meses, los funcionarios de Vigilancia Aduanera en Murcia investigaron tanto a las personas que podrían formar esta organización criminal, como las embarcaciones que podrían ser utilizadas.

Operativo de vigilancia

Finalmente, en la tarde del 6 de octubre los investigadores apreciaron cómo una de las personas investigadas escondió un camión frigorífico de su propiedad en las proximidades del puerto pesquero, vehículo muy discreto para sacar droga de un recinto portuario.

Al mismo tiempo, una de las embarcaciones investigadas se hizo a la mar en el mismo momento que otros buques pesqueros de sus mismas características, pero en su caso sin portar aperos para la pesca.

Ante estos hechos, los investigadores organizaron un operativo de vigilancia y control esperando el regreso del pesquero, vuelta que se produjo al mismo puerto unas horas después.

Explotación del operativo en tierra

En paralelo a la aproximación del pesquero a su punto de amarre, se acercaba a ese lugar el camión frigorífico. Nada más atracar, desde la cubierta del pesquero hasta el camión se inició el trasbordo de una serie de fardos habitualmente utilizados para transportar resina de hachís.

En ese momento intervinieron los agentes de Vigilancia Aduanera. Tras identificarse y verificar que, efectivamente, se estaba descargando una sustancia que parecía ser hachís, procedieron a la detención de las tres personas que participaban en la descarga, dos de nacionalidad española y una marroquí, y a la incautación de la mercancía.

Posteriormente, tras realizar la descarga completa de la droga se constató que se trataba de 130 fardos, con un peso total de 4.360 kilos de hachís.

Las diligencias policiales, los detenidos, la droga, el pesquero y el camión frigorífico pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de San Javier en las próximas horas. Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan más detenciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.