La madre de todas las tortillas

La crónica de hoy nos lleva a Betanzos, la ciudad de los caballeros. Pero en estos tiempos actuales, con más propiedad deberíamos definirla como la ciudad de las tortillas españolas «estilo Betanzos».

Por indicación de compañeros ‘tortillòlogos’ con apellidos notorios de la localidad, Romay, Bermúdez de Castro, Beccaría, Fernández Guinda, Pedreira, etc., y otros con los que compartí mesa y mantel me llevaron a donde me dicen que no sólo hacen la monolítica única tortilla de este estilo, sino que a la «estilo Betanzos» le han incorporado variaciones como de cebolla, de chorizo, etc. Y ese lugar, el olimpo tortillero, es el AVENIDA.

En un local moderno, limpio y al borde de la Nacional VI hallamos una carta variada, por raciones, pero también un estupendo menú económico con dos platos, o uno incluso y lo demás.

Todo es casero.

El éxito, 4 ingredientes: Huevos caseros, patata gallega, aceite de oliva y sal. Como ya escribí, la cebolla, el chorizo, el raxo, etc., pueden ser añadidos sin incrementar el precio, en la tortilla mediana 9 euros, en la grande 13 euros. Bebimos vino y cerveza. La patata tiene que freírse a unos 160°C hasta que se transparente y dore en sus bordes; los huevos, 10 ò 14 deben batirse para mezclar yema y clara para evitar blancos, pero sin batirlo mucho. Una pizca de sal por cada huevo. Sólo comimos tortillas, acompañadas por una buena ensalada completa, y de postre membrillo casero sobre cama de rico queso gallego.

El mapa tortillero betanzeiro tiene un ADN que parte de las matrices del Avenida, La Casilla y Casa Miranda. De estos tres fogones fueron saliendo aprendices aventajados para el Bar Galicia, la pizzería Sinnuesa, el Pirri y otros templos del buen comer y buen beber de Betanzos, La Coruña, donde está la madre de la tortilla española.

Hace un par de meses, comiendo en Lucio, Madrid, me dijo el encargado que la tortilla de Betanzos es genéricamente como sus famosos huevos revueltos: huevos caseros y patata gallega, ahí está el éxito de ambas, no hay secreto alguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.