Son ya muchas las quejas por falta de seguridad en el rodaje en el que Alec Baldwin mató accidentalmente a una compañera

Varios empleados del rodaje en el que Alec Baldwin mató accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins protestaron, ese mismo día, por supuestas malas condiciones laborales y falta de seguridad.

Según fuentes citadas por el diario Los Angeles Times, media docena de asistentes y operadores de cámara dimitieron en bloque el día del fatal accidente, ya que en las jornadas previas hubo problemas con ese mismo arma, que en su opinión no estaba correctamente supervisada.

Por su parte, la oficina del Sheriff de Santa Fe, en el estado de Nuevo México (Estados Unidos), ha declinado hacer comentarios al respecto y ha afirmado que no tendrá más información hasta la semana que viene, según continúe la investigación.

El jueves por la tarde, la productora del filme Rust indicó que el accidente se debió a una pistola cargada con cartuchos de fogueo y no con balas, aunque las autoridades no confirmaron este punto.

«Ni siquiera hemos comenzado la investigación forense sobre ese tema», dijo el portavoz del Sheriff, Juan Ríos, en un comunicado difundido por la revista Deadline este viernes.

Asimismo, tres empleados sin identificar narraron a Los Angeles Times que un grupo de técnicos se quejó porque había «una falta de medidas de seguridad muy seria» en el plató.

Las protestas llegaron a tal punto que seis horas antes del incidente, hasta media docena de operadores de cámara abandonaron el estudio y fueron reemplazados por personal que no estaba adscrito a ningún sindicato profesional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.