Cs propone al pleno desarrollar un Plan de actuación urgente para el barrio de la Residencia

El concejal de Cs, Juan Vidal-Pardo, anunció esta mañana que su grupo defenderá una proposición en el pleno que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida en el barrio de A Residencia. «En los últimos meses los vecinos del barrio han convocado movilizaciones en la que fundamentalmente se reivindican dos cosas. Por un lado, que se dote al barrio de nuevos servicios por el impacto de la implantación del carril bici; y por otro, que no se lleve a término la planta de biomasa que se prevé instalar en el nuevo complejo sanitario anunciado por la Xunta. Ambas han sido ignoradas por Xunta y Concello», señaló el edil de la formación naranja.
Respeto a la planta de biomasa el rechazo popular es exactamente el mismo que para el carril bici, muy criticado por su diseño, según constató Vidal-Pardo en numerosos encuentros con los representantes vecinales. «Debemos recordar que este tipo de instalaciones ya ha tenido problemas en muchas otras ciudades por situarse en las inmediaciones de viviendas, y además en este caso concreto hay que destacar que en el ámbito de afección de esta planta, fijado por la UE en 500 metros, se localizan varios parques infantiles y centros docentes: colegio público de Casas (401 m), IES Leiras Pulpeiro (288 m), CEIP Menéndez Pelayo(422 m), Escuela Infantil Municipal (390 m), Colegio Divino Maestro(455 m), Guardería Barrio Sésamo(214 m), Escuela Infantil Arca de Noé (185 m), todos ellos situados a menos de 500 metros de la chimenea», explicó.
«Los resultados de estudios respecto al impacto de este tipo de instalaciones indican que entrañan riesgos para la salud sobre todo en el proceso de combustión, por la liberación de dióxido de carbono y monóxido de carbono en niveles que, indiscutiblemente y a pesar de filtros, restan calidad al aire. Esta combustión aumenta la incidencia de problemas respiratorios, como alergias y EPOC, favoreciendo también la aparición de cáncer. De hecho, según un estudio encargado por la Unión Europea y dirigido por el doctor Mike Holland se concluye que, tras investigar 27 centrales de biomasa en casco urbano, se estima un incremento de un 30% en casos de EPOC y un 20% en cáncer en estos entornos. Algo que no debería pasarse por alto», dijo Vidal-Pardo.
«Debido a la situación en la que se encuentra el barrio proponemos adoptar soluciones inmediatas que permitan revertir la situación de degradación que experimenta esta zona de la ciudad. Proponemos crear un parking público en las inmediaciones de la antigua Residencia valorando la posibilidad de instalar aparcamientos en superficie o subterráneos en las parcelas de titularidad municipal o, incluso negociar con propietarios con el objetivo de conquerir terrenos para este fin. Por otro lado, apostamos por instar a la Xunta a buscar una alternativa de generación de energía a la planta de biomasa apostando por energías renovables de menor impacto», concluyó.

Foto cadenaser.com Lugo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.