DESDE LOS CANTONES. Argentina, Venezuela y Cuba, en el corazón de los gallegos. Por Celso Ferreiro Cobas

En Barcelona, Ada Colau proclama “presidenta” a la “volvoreta roja”

—–

En la gestión municipal coruñesa falta el “contrapeso democrático”.

—–

“NO HAY FUTURO EN ARGENTINA” (Financial Times)

El peronismo en su peor expresión, ha vuelto a la Argentina, aunque no haya sido el ganador de las últimas elecciones parciales. En el país hermano como en la mayoría de las repúblicas americanas, por sus sistemas presidencialistas, los gobiernos no pueden caer y formar una nueva mayoría: deben llegar hasta el final de su mandato. De ahí la pasividad actual de la oposición, coaligada en Juntas por el Cambio. El presidente Fernández está sometido a la vicepresidente Cristina Krichner, que no comparte nada con el jefe del ejecutivo, tanto, que recientemente hizo pública una carta que le forzó a cambiar figuras clave de su gobierno. Con una inflación que supera el sesenta por ciento, el dólar que hace dos años se cotizaba a sesenta y cinco pesos está a doscientos (pesos) actualmente, el riesgo de país supera los mil setecientos puntos, datos éstos que llevaron al “Financial Times” a resumir “que no hay futuro en la Argentina”. La deuda con el Fondo Monetario Internacional asciende a cuarenta y cuatro millones de dólares. Si no hay novedades, hasta el año próximo (10-12-23), fin de la legislatura, Juntos por el Cambio, seguirá a la expectativa como oposición, ante el derrumbe del actual gobierno, y no necesitará mucho esfuerzo para ganar.

LA HABANA, UNA OLLA A PRESIÓN

Junior García, rostro de la resistencia cubana, dramaturgo que vivía refugiado en su casa de La Habana, rodeada por miembros de seguridad del régimen castrista, huyó a España, acompañado de su esposa la actriz Dayana Prieto. En Madrid ha declarado “vivo y con las mismas ideas”. Llega a España en una época saturada de episodios de nuestra historia común. El 1-1-1899, a las doce horas, era arriada la bandera española en la fortaleza de El Morro de la capital cubana, donde había flameado cuatro siglos. El 1-1-1959 sesenta años de la entrada de Fidel Castro y sus “barbudos”, se inauguraba un régimen comunista, que todavía somete al pueblo cubano, amante de la libertad y orgulloso de hacer ver al mundo que las grandes potencias se les pueden hablar sin complejos. Fidel confiscó los bienes de los españoles, entre ellos el Centro Cultural Español y el Centro Gallego de La Habana. Dentro de pocos días se cumplirá el más que centenario del Himno de Galicia, compuesto por el vate coruñés Eduardo Pondal. La Habana Vieja ha sido recuperada por la Unesco; de calles tortuosas y columnas proliferantes, con gente bulliciosa de charadas y santerías y su Malecón, con la dulzura de la brisa marina del Caribe y la núbil negrita, tan atractiva por los “turispepes” que llevan ávidos del rico pollo cubano. Como dijera Fidel Castro “es la civilización que convierte el animalito en ser humano”.

“ZAPATERO EL PEOR PRESIDENTE DE LA DEMOCRACIA”

Las elecciones venezolanas, como se esperaba, han sido un rotundo “triunfo” de Nicolás Maduro. Observadores y enviados especiales las han calificado como una “farsa”. Entre los “blanqueadores” de la democracia araucana nos topamos con el ex presidente Zapatero a quien los españoles debemos la puesta en marcha del “gobierno Frankenstein”, es decir, una democracia sin terrorismo y una memoria a la conveniencia. Sánchez, su heredero, ha ido más lejos con un gobierno anticlerical, antiamericano, laico, antitaurino en el que sobresale la personal egolatría de su mandamás. Raúl del Pozo, en su columna diaria en El Mundo, no ha dudado en calificar a Zapatero como el “peor ex presidente de la democracia.

En la Coruña, seguimos inmersos en la crónica de sucesos. El elenco gobernante municipal (en el aspecto del confort ciudadano) no da más de sí. Es una alianza vulnerable, como todas las de su género, que cuando alcanzan el poder se le abren las costuras. De nuevo la seguridad ciudadana, la falta de limpieza, la plasticilina cosmética no convence y la pulsión étnica de su coaligados es conocida. Nuestra inquieta Alcaldesa es como un “lutier” empecinada en descubrir lo que tienen por dentro los juguetes. La incapacidad gobernante no ha tenido eficacia para terminar con las lacras urbanísticas y sociales de la vida pública y no están al “oremus” de los movimientos estructurales de la Cultura, en el campo universitario. La Coruña, con un hospital, el Chuac, elegido consecutivamente como el más calificado de la red nacional y una Escuela de Fisioterapia de categoría internacional,  no han movido una sola línea desde el ámbito municipal para reclamar el último ciclo de Medicina, para evitar la sangría económica de los estudiantes coruñeses que tienen que desplazarse a Santiago. Hubo un olvidable rector que se opuso fieramente “porque no iba a consentir que le expropiasen a sus alumnos”. Hemos registrado que la consideración mediática va dejando sin vidilla a estos personajes políticos edilicios porque en su actividad se oponen al necesario contrapeso democrático.

El laberinto nacional está alborotado, las intrigas se suceden y la convulsión social se acelera tanto, como los autores políticos, familiarizados con el tejemaneje de los partidos, sienten la necesidad del viajero primerizo, que no quiere abandonar el tren sin dejar escrito su itinerario. Decía Azaña que “el mejor modo de guardar un secreto en España consiste en publicar un libro”. Así acaban de salir a la palestra” palabra de director” de Pedro J. Ramírez y “Políticamente indeseable” de Cayetana Álvarez de Toledo. Pedro J, apareció en la Sexta “para hablar de su libro”, pero nada más evocar algunas de sus conversaciones personales con el Rey Emérito, tema de los favoritos en la Cadena televisiva, sus ocasionales entrevistadores, se centraron en el asunto hasta que Pedro J. les acotó “que vengo a hablar de mi libro”, recordando a Paco Umbral. Cayetana Álvarez de Toledo, en “Políticamente indeseable” se refiere a sus vivencias en el Partido Popular y lo hace con ese tinte irónico que adorna la inteligencia de los privilegiados y les permite una prosa, cuya frescura escapa a la fugacidad, Cayetana hace desfilar con agudeza y precisión a personajes polichinelas, maniobreros, que suelen pulular por las direcciones nacionales de los partidos, Como política en activo, Cayetana Álvarez de Toledo impregna su obra (“Políticamente indeseable”) de elevada pasión, tal vez por las presiones a las que está sometida. La experiencia, intensamente vivida y observada, lo permiten recrear en sus páginas de perfecta construcción y estilo, sin ocultar nunca su ambición, que trata de jugar con oportunidad. “La política deseable no es producto de mi idealismo”, dijo.

LA “VOLVORETA ROJA” SIGUE CON SU PLATAFORMA

Yolanda Díaz la “volvoreta roja” ferrolana sigue con su plataforma abriéndose paso en la opinión pública con singular predicamento. Después de su visita a Valencia, en Barcelona explotó el éxtasis de una de sus anfitrionas., la actual alcaldesa Ada Colau que la proclamó “presidenta”, entre el coreo de la numerosa asistencia al acto. Yolanda seguirá por los caminos de España con la idea de competir en la urnas como una nueva fuerza a la izquierda de Sánchez; es un golpe fuerte para Unidas Podemos, “Más país” de Errejón, “Compromís” de Valencia y “Comunes” de Cataluña. Además de lo que queda en “las Mareas”, grupúsculos que, en algunos casos, solo se representan a sí mismos, quienes los integran. Ofrece la “volvoreta” una apariencia solvente, pero no deja de identificarse, como una comunista irredenta, empeñada en un gasto social abusivo y una fiscalidad confiscatoria. Es lo de siempre “nueva política” ante el tambaleante PSOUE, cuyo líder pierde fuelle ante la parroquia, mientras el ciudadano común desea una remoción en la Moncloa, convencido que cualquier cambio será para mejor. Como anticipa Yolanda “será el comienzo de algo que va a ser maravilloso”.

ANÉCDOTA

Siendo Secretario General de la ONU, el egipcio Butros Ghalli, un periodista le pregunto en Nueva York:” Cuánta gente trabaja en la ONU, Mr. Ghalli”

-La mitad, respondió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.