El domingo apoyo en Bilbao a los demócratas cubanos a quienes llaman Lacayos de los gusanos. Por Iñaki Anasagasti

Hemos recibido esta invitación:

Desde la Asociación Cubano-Vasca Demokrazia Kubarentzat nos complace invitarles este 14 de noviembre a una marcha que tendrá lugar desde la Plaza Zabalburu hasta el Teatro Arriaga, nos concentraremos en dicha plaza a las 12:00 am. Como es bien sabido, Cuba está atravesando por uno de los períodos de mayor represión por parte de la dictadura. Los arrestos arbitrarios hacia los ciudadanos que disienten se han normalizado de una manera estrepitosa. La violación constante de las libertades individuales se ha convertido en algo cotidiano, actúan con total impunidad ante los ojos de la opinión pública internacional.

A raíz de lo acontecido el 11 de julio de este mismo año, la sociedad civil cubana ha dicho basta y ha empezado a transitar por el camino de la libertad lo que les ha impulsado a solicitar a las autoridades un permiso de manifestación para el día 15 de noviembre. Como era de esperar la respuesta de la dictadura cubana  ha sido negativa. Ante la desaprobación, los firmantes de dicha petición pertenecientes al grupo Archipiélago, plataforma ciudadana que aboga por la pluralidad de los cubanos, mantiene la firme decisión de marchar cívicamente para exigir: el fin de la violencia por pensar diferente en Cuba, sabiendo les van a reprimir. Y lo hacen por solicitar el  respeto de los derechos de los cubanos, la liberación de los presos políticos y la solución de las diferencias políticas mediante vías democráticas y pacíficas. Desde la diáspora estaremos reafirmando estás peticiones. Por primera vez más de cien ciudades alrededor del mundo harán uso de su derecho a manifestarse; porque si Cuba está en las calles nosotros también. Nos complacería contar con vuestra presencia.

Lógicamente si en Cuba ellos saben que van a reprimirles y dan la cara, es  solidario que en Bilbao les apoyemos y estemos con ellos. Mucho más si desde Podemos se les insulta como lo ha hecho

El eurodiputado español Manu Pineda, quien de visita en Cuba, llamó «lamebotas» y «lacayos» a los organizadores de la marcha del próximo 15 de noviembre, para exigir cambios políticos y mejores condiciones de vida.

La argumentación de este  agresor  ha sido la siguiente:

«Los lamebotas, los mayordomos, los lacayos de los gusanos quieren desestabilizar a nuestro pueblo hermano, nuestro pueblo referente. Y nosotros tenemos que decir: Cuba no está sola. Cuba se respeta», exhortó el diputado de Unidas Podemos en el Parlamento Europeo (UE), en un vídeo desde La Habana.

El también responsable de relaciones internacionales del Partido Comunista de España (PCE) y vicepresidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Cuba en la Eurocámara consideró que «el próximo día 15 hay una campaña de desestabilización, una campaña mandatada desde Miami pero que se va a ejercitar aquí».

El político malagueño también tuvo duras palabras contra la institución a la que representa, el Parlamento Europeo, al que calificó como un «entramado que se ha convertido por desgracia, en una suerte de herramienta subordinada a Washington», en declaraciones recogidas por los medios oficialistas cubanos.

La Eurocámara aprobó en septiembre, con apoyo del PNV y el rechazo de Bildu y Podemos, una resolución de condena contra el Gobierno cubano, a la que acusó de practicar «violencia y represión extremas» contra manifestantes, defensores de derechos humanos, periodistas independientes, artistas, disidentes y líderes políticos de la oposición a raíz de las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar el pasado 11 de julio.

La visita de Manu Pineda ha recibido elogios de las autoridades de Cuba, entre ellos el presidente, Miguel Díaz-Canel, que se refirió a él como «amigo y defensor de la Revolución Cubana» en Twitter.

Detractores del Gobierno cubano han criticado en las redes la presencia del eurodiputado izquierdista en la isla al considerarlo «cómplice» de la represión contra voces críticas, intensificada en los últimos meses a raíz de las protestas del 11 de julio, que se saldaron con un muerto, centenares de arrestos y condenas de prisión.

Desde luego, esta es una causa democrática para la libertad que hay que apoyar. Estamos con ellos y con los cubanos que viven en Euzkadi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.