José Luis Rodríguez Fernández “Delante de un juez llevar en la solapa un pin de Coca-Cola o Estrella Galicia no te da más valor» 

José Luis Rodríguez Fernández, es el propietario de la distribuidora de bebidas Dislugo, S.L. , un empresario que lucha por sus intereses contra dos trasatlánticos del mundo empresarial. Nadie, por muy poderoso que pueda ser, puede silenciar la verdad, por esta razón, José Luis decidió escribir un libro donde narra, con todo detalle,  lo que considera un atropello a sus legítimos derechos empresariales. No sé si describirlo como valentía o como una narración desesperada para despertar a quienes ven atropellados sus derechos. Un libro que a nadie deja indiferente una vez leído  “LA TRAMA. Mi lucha contra Coca Cola y Estrella Galicia”

¿José Luis como fueron sus comienzos en la distribución?

Mis padres Cándido y Orlanda, tenían una pequeña tienda de alimentación y una distribución de bebidas en Meira (Lugo). Desde niño ayudaba  en la distribuidora y mi hermana en la tienda a mi madre.

A los 22 años me independicé y me fui para Lugo ciudad, donde comencé mi propio negocio y unos meses más tarde empecé a colaborar con Begano, S.A. repartiendo cajas de Coca-Cola 2 días a la semana, de ahí pase a ser distribuidor en una pequeña zona y con el transcurrir de los años ya gestionaba el canal Horeca y gran alimentación, con una cartera aproximada de 1.100 clientes en Lugo capital y una parte importante del camino de Santiago.

¿Su relación con la famosa marca americana viene de lejos entonces?

Pues la verdad que sí, entre mi padre y yo tuvimos la distribución de Coca-Cola 50 años. Desde niño, ya acompañaba a mi padre a las reuniones que tenía en la Fábrica de A Coruña. Mi padre, además de hacer las labores normales de un Distribuidor, colaboraba con la organización de carreras de Karts que se hacían en los pueblos, donde el llevaba la distribución. También organizaba con los colegios el famoso concurso nacional de redacción, era una relación muy buena, donde sentíamos el cariño del personal que trabajaba en Begano.

En las redes sociales de su empresa, vemos artículos polémicos contra Coca-Cola e Hijos de Rivera, ¿puede  explicar a qué viene el conflicto?

Es largo de explicar, pero abreviando te diré que hace 4 años empezaron los rumores que a Hijos de Rivera le darían la concesión de los productos de Coca-Cola, crearon el plan  llamado «Quo Vadis» donde Coca-Cola estaría al lado de las cerveceras en España, de hecho, lo hacen con Ambar en Aragón, Damm en Cataluña y  ahora con Hijos de Rivera en Galicia.

¿Cómo reaccionaron los distribuidores en Galicia?

Pues un buen día me llamaron para asistir en Santiago de Compostela a una reunión de distribuidores y tratar el problema que se nos venía encima, todo eran dudas.

Después de varias reuniones he dejado de ir. De la provincia de Lugo iba yo solo, me da pena decirlo, pero no tenemos unión entre nosotros. Los distribuidores, al no tener unión era fantástico para Coca-Cola, recuerdo que un compañero de distribución llamado Vicente comentó de llevar todos los camiones de reparto a la fábrica  en A Coruña y también parar momentáneamente con la distribución de sus productos, nadie le hicimos caso, así nos fue a todos.

No hay unión en las distribuidoras, no hay unión en la hostelería, sin embargo, ves los bancos como se unen y bien que les va.

Y monta la guerra por su cuenta…

No es guerra, es cuestión de defender tu negocio de toda la vida, la jugada de Coca-Cola es perfecta, tiene 52 distribuidores en Galicia y, ¿qué hace con ellos?  Pues intentar meterlos en las plataformas de Hijos de Rivera previo finiquito cero euros y así no indemnizarnos.

Lógicamente nosotros no podemos impedir que una empresa de la cual dependes, decida cambiar su visión de futuro y buscar otros aliados, están en su derecho, lo que tienen que hacer es indemnizarnos y después cada uno a lo suyo.

Hay un caso de Disbebo Arousa, que los denuncio en el juzgado, al cual fui de testigo y le ganó a Coca Cola, no hay por qué tenerles miedo.

¿Cómo reaccionan los distribuidores que les dejan sin la distribución?

Son noches sin dormir, todo el día pensando que hacer y sinceramente, los distribuidores en general no tienen ganas de luchar con las grandes compañías, ellos tienen medios económicos ilimitados, ejércitos de abogados y sobre todo, no tienen prisa y saben que normalmente si no acaban en el Juzgado, te rindes con el tiempo y firmas.  He visto cosas incomprensibles, no te digo más. Hay un caso de Disbebo Arousa, que los denuncio en el juzgado, al cual fui de testigo y le ganó a Coca Cola, no hay por qué tenerles miedo. La justicia los sienta a los dos al mismo nivel, iguales, ahí es cuando empiezan a temblar los verdaderos responsables que, amparándose en ese paraguas de poder, no les tiembla el pulso para destruir a las personas. El camino no es fácil, pero el tiempo pone a todos en su lugar. “Delante de un juez nadie es más chulo por llevar en la solapa un pin de Coca-Cola o Estrella Galicia”.

¿Pero su caso es diferente?

Coca Cola pretendió meterme en la plataforma de Hijos de Rivera para no pagarme indemnización alguna, intentan convencerte que los tiempos cambian, que voy a ganar lo mismo pero en otro escenario diferente, la presión fue muy fuerte.

Como el ex comisario Villarejo, se dedica a grabar las conversaciones a las que acude

Ante lo que me estaba ocurriendo y ver como estaban actuando, un buen día decidí que tenía que grabar las conversaciones, pues de lo contrario nadie creería como actuaban conmigo compañías de este nivel y así lo hice, son 25 horas de grabaciones.

¿Considera que son legales las grabaciones?

Pues sí, además en el juicio celebrado de mis trabajadores, un juez las admitió, además de un video y condenó a Hijos de Rivera.

Al final entra en la plataforma de Hijos de Rivera

Fueron tiempos que no sabía cómo actuar, estaba bloqueado y mentalmente jugaron conmigo.

Incumplieron el acuerdo que teníamos Coca Cola e Hijos de Rivera conmigo, empezaría con una ruta el 21 de agosto 2017 y posteriormente 3 meses más tarde me darían la segunda ruta en el centro de la ciudad y tardaron 13 meses en ofrecérmela, mientras tanto perdía dinero. Perdí miles de euros, manteniendo la misma plantilla con un recorte inmenso de clientes y ventas.

En el momento que me iban a dar la segunda ruta, me llega un directivo de Coca Cola con el finiquito de relación a coste cero para que se lo firme, me negué y se monta el lío e Hijos de Rivera  no me da la segunda ruta, una colusión total, por parte de estas empresas.

Ellos saben que me la han liado y bien liada, pero nadie se quiere hacer responsable de nada. Me sigue llamando la atención la facilidad con la que algunos directivos aplican políticas de dudosa ética, o que al menos se contraponen a sus valores. Desarrollan en su trabajo acciones con la que no están de acuerdo, a sabiendas de que son perjudiciales para las personas a las que van dirigidas. Pero aun así lo hacen, porque no dudan o no se atreven a contravenir las directrices que les marcan.

Finalmente se rompe la relación con Coca Cola

Antes de romper la relación y no llegar a acuerdos con los responsables de Galicia, me dirigí mediante llamadas, burofax, mails  al Director General y Gobierno corporativo del embotellador de  Coca-Cola en España y el resultado siempre era el mismo, silencio, no podía hablar con ellos.

Me dirigí al presidente de Coca Cola España Sr. Elizalde y más de lo mismo, silencio total, lo llamé decenas de veces y su secretaria siempre me decía lo mismo, que no estaba. Decidí enviarle un Burofax explicándole la situación y el silencio continuaba. Un buen día en Linkedin le hice un comentario a un artículo suyo y lo que hizo fue eliminarlo y bloquearme, la primera vez en mi vida que me bloquean en las redes sociales y no fue por insultarlo, que quede claro. A día de hoy no entiendo la doble moralidad empresarial que tienen, por un lado van haciendo propaganda de los valores que atesora Coca Cola, que escuchan a la gente, a los empleados y después actúan de forma distinta.

¿Ha presentado una denuncia contra Coca-Cola en la CNMC  (Tribunal de la Competencia)?

Hace 29 meses que  presenté la denuncia ante la CNMC  e imagino que estarán desbordados de trabajo debido a la pandemia, espero que resuelvan lo más rápido posible.

¿Tiene previsto realizar alguna denuncia más?

Pues claro que si, en la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) otra denuncia contra la cervecera en la CNMC  y en los juzgados ordinarios contra estas dos compañías.

Hablemos de su libro. En LA TRAMA hace referencia a la denuncia que una compañera de distribución de Cee presento ante La Xunta de Galicia, en el departamento de transportes y movilidad. ¿De que trata la denuncia?

Dicha denuncia se basa en que centenares de camiones recorren ilegalmente las carreteras gallegas transportando las cajas de Coca Cola en camiones que tienen las tarjetas de servicio propio, cuando para transportar mercancías de un tercero se necesitan las tarjetas de servicio público, según las legislación vigente. Esas prácticas se multan con un mínimo de 4.000 euros a 6.000 euros, la denuncia va acompañada de un informe de detectives privados, pero después de 6 meses presentada, imagino sigue en el cajón parada…

¿Esta práctica es extrapolable a todo el territorio nacional?

Claro que sí, Coca-Cola o cambia las leyes, lo cual dudo, o los distribuidores tendrán que volver a facturar los productos o bien tendrán que tener distribuidores con sus camiones en regla.

Pensamos que si estamos del lado de las grandes corporaciones no nos ocurrirá nada. Aunque abusen de nosotros, lo justificamos, lo callamos y al final entendemos que es un peaje que hemos de pagar.

¿Cuál fue su motivación para escribir el libro?

Ante los abusos cometidos y que muchos medios de comunicación a los que me dirigí, no querían publicar nada, imagino que en base a la publicidad que les generan, mi cuerpo me pedía escribirlo, quería contar toda la verdad  y si al final mi historia sirve para que algún distribuidor lo lea y le pueda servir de ayuda, contento estaré. En el mundo empresarial ocurre en cierta medida lo mismo. Pensamos que si estamos del lado de las grandes corporaciones no nos ocurrirá nada. Aunque abusen de nosotros, lo justificamos, lo callamos y al final entendemos que es un peaje que hemos de pagar.
Pero, no. No es así. Si algo no es conforme a la legalidad, si ese algo implica que tu empresa desaparezca, si ese algo conlleva perder la dignidad….hay que alzar la voz.
Es un camino complicado. En gran medida porque cuando una víctima de abusos reacciona contra alguien poderoso, lo primero que hace la mayor parte de la gente es sospechar de dicha víctima. El famoso “algo habrá hecho” o “seguro que se lo merecía”.

Menos mal que no fui a robar, ya no sé a quién llamarían.

Hace referencia a que personal de Coca Cola llamo a la Guardia Civil cuando les fue a entregar mercancía

Efectivamente, no era la primera vez que les he llevado mercancía a sus instalaciones y en vista de que no me querían descargarla, se la dejé en el suelo, pues ni un pallet me trajeron y eso que lo pedí. Los agentes me dijeron que tenía que volver a cargar la mercancía y llevarla para Lugo, pero me negué y allí se quedó. Menos mal que no fui a robar, ya no sé a quién llamarían.

¿Les hicieron una rebaja de las comisiones que percibían?

Si, sin preaviso, ni comunicación de ningún tipo, nos hicieron una rebaja del 50% de las comisiones que percibíamos, en mi caso por hacer los servicios de mercancía a Carrefour, fueron 52.500 euros, que si se extrapola al resto de España, imagina la cantidad que esta compañía se embolsó, empobreciendo a los distribuidores, para ellos aumentar su cuenta de resultados.

Menciona que 87.00 euros no se saben dónde están. ¿A qué se refiere?

Si, aportaciones realizadas mediante pagarés, que nadie sabe dónde están, ¿alguien se puede creer esto? Imagino que no, pero es cierto, a ver si cuando estén delante de un juez les vuelve la memoria y sepan decir dónde están.

¿Al final cree que toda historia se pudo haber llevado de otra manera?

Creo que nunca debería ocurrir esto, pero cuando te dicen que no tienes derechos, te dejan tirado como un cadáver en una cuneta, no tienes otra que defenderte, al final tienes que ser fuerte mentalmente y consecuente con lo que piensas y luchar hasta el último suspiro, me lo tomo como un episodio más de mi vida.

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.