La exjefa de ETA ‘Anboto’ acepta 15 años de cárcel tras confesar que ordenó el atentado de Amurrio en 1996

La histórica exdirigente de la banda terrorista ETA María Soledad Iparraguirre, alias ‘Anboto’, ha confesado en un juicio celebrado en la Audiencia Nacional haber ordenado el atentado cometido en 1996 en los juzgados en construcción de Amurrio (Álava) y ha aceptado ser condenada a quince años de prisión por un delito de estragos terroristas.

En el juicio, cuyo tribunal ha estado presidido por el magistrado Alfonso Guevara, Anboto ha reconocido los hechos recogidos en el escrito de conclusiones del Ministerio Fiscal, que le situaban como coautora del ataque que fue ejecutado por Kepa Arronategui y Eneko Gogeaskoetxea Arronategui y que no dejó víctimas mortales.

La fiscal ha explicado en la vista que a pesar de la confesión de la acusada no ha podido rebajar su petición de pena, ya que en sus conclusiones provisionales ya solicitaba la mínima prevista en el Código Penal para el delito de estragos terroristas reconocido por Anboto.

El de este lunes ha sido el noveno juicio a Anboto en la Audiencia Nacional desde que fue entregada en 2019 por Francia tras cumplir en ese país las penas que se le impusieron por causas relacionadas con ETA para responder por doce procedimientos abiertos contra ella en España.

La que fuera jefa de la organización terrorista, señaló la Fiscalía, habría trazado una estrategia de atentados contra «el aparato de justicia de España» en protesta por el proceso que se seguía contra los miembros de la Mesa nacional de Herri Batasuna.

La Fiscalía explica que Anboto señaló como objetivo del comando la nueva sede en construcción del Palacio de Justicia de Amurrio y proporcionó a los miembros del comando el material explosivo que habrían de utilizar, que fue recogido por ellos mismos en Francia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.