«VI XORNADAS DO BERBERECHO» «El sabor a mar encapsulado: berberecho de Noya, La Coruña»

El secretario de la Cofradía San Bartolomé de Noia, A Coruña, Adelo Freire, fue el perfecto anfitrión de todos los que fuimos convocados al puerto de O’Testal para comprobar ‘in situ’ el excelente berberecho  y las impresionantes almejas que allí extraen de su criadero propio el único de Galicia. Adelo está al frente de 1.355 personas armadores, tripulantes y mariscadores en la Cofradía, junto a otros 300 de Outes.
El día fue perfecto:
«Con el objetivo de divulgar las virtudes que el bivalvo rey de Noia tiene en la cocina, la cofradía local ha organizado una nueva edición, la sexta, de las jornadas de exaltación del berberecho.

Siguiendo la línea de años pasados, un reconocido cocinero (Javier Olleros, del restaurante Culler de Pau) desembarcó en la localidad para conocer de primera mano el proceso que sigue esta especie, desde su extracción en la playa hasta su comercialización. En esta ocasión, el invitado, como digo, es el gran cocinero y empresario de hostelería Javier Olleros, del restaurante Culler de Pau.
El maestro cocinero se desplazò a Noya ayer, día 28.
Por la mañana, Olleros compartiò con nosotros los invitados y con los profesionales del pósito local la experiencia de ser mariscador por unas horas. Subimos a las lanchas a las 10 de la mañana en una mañana estupenda.
Desde la Cofradía explicaron que la idea era que se metiera en el agua con los mariscadores de a pie y que también embarque en una lancha para manejar el rastro con el colectivo de a flote. El rastro o raño no fue necesario blandirlo.
Posteriormente, desembarcamos y nos trasladaron a la lonja: «Queremos que vexa a selección que se fai do berberecho, primeiro na praia e despois na rula», comentaron fuentes del pósito.
Después de observar la impecable Lonja y su ordenada selección del marisco, pesado y catalogado, asistimos a una excelente comida de trabajo, con productos de esta zona, en el Asador Tío Antonio, delicias de tierra y mar.
Le propuse a mi buen amigo Rogelio Santos Queiruga, gran comunicador, divulgador y experto de todo lo concerniente al mar y sus artes, aprovechar esta jornada de trabajo para ir pensando en proponer a una Productora de cine y video el rodar una serie sobre los productos maravillosos de Galicia, serie de documentales que podríamos titular como TERRA E MAR DE GALICIA divulgando interesantes aspectos de la gastronomía gallega, tal vez una de las mejores del mundo.

Hubo una comida de trabajo en el Restaurante Hotel Tío Manolo, excelente preparación del cocinero Antonio Miròn, con la presencia del Alcalde de Noia. Ya por la tarde, lluviosa y con temporal, pero a resguardo, Javier Olleros estuvimos en el Liceo de Noya, donde preparo tres platos de este bivalvo como ingrediente principal: el berberecho. La visita del maestro de los fogones concluyó con una exquisita degustación».

Ese fue el fantástico cronograma del día.
Valga esta introducción para exhibir este maravilloso marisco que admite mil formas exquisitas de preparación. A las fotos nos remitimos, porque vale más una imagen captada por mi cámara, que un artículo de mi estilográfica. En resumen: una plácida travesía a bordo del buque de la GUARDIA RURAL entre tantas lanchas de mariscadores que parecían la Armada Invencible, contra los bivalvos de esta ubérrima ría.

Desembarcamos. Vimos el pesaje y selección del berberecho y almeja, algunos de tamaño excepcional. Allí mismo, nos abrieron unos berberechos frescos, vivos, y los comimos al natural, como en una romería familiar.

Pasamos a la cafetería donde degustamos un guiso de choupa al mediodía. Después de un café de encuentro de Prensa y negocios, nos acercamos a la Villa marinera al Restaurante Antonio en donde se celebró la comida de trabajo, espléndida, para promociona el berberecho, la almeja y productos de la Cofradía San Bartolomé de Noia, con presencia de autoridades gastronómicas, empresariales y políticas.

Lluvia a mares. A resguardo, en el Liceo, la demostración exquisita de cómo un producto tan sencillo como el berberecho puede originar mil aromas, sabores y sensaciones en sus mil formas de ser cocinado con las manos expertas de Olleros, del Culler de Pau, hombre sencillo, amable, agradable y maestro del fuego y alimentos para exhibir y comer en un espectáculo que bien podría escribir este cronista que subscribe como ya lo hizo el soldado-escritor, rey de las Letras españolas en el mundo literario, en el libro del Ingenioso Hidalgo don Quixote de la Mancha, describiendo la comida de las «Bodas de Camacho», el ilustre don Miguel de Cervantes Saavedra.

 

Carlos Brea. Cronista gastronómico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.