¿Cuál es el Bróker más barato para invertir en Bolsa?

Los caminos hacia la bolsa nunca han sido tan instantáneos y accesibles, pero en esa autopista también hay riesgos económicos y peros morales y éticos que hacen de la búsqueda del bróker perfecto una condición fundamental

Hace tiempo que la sociedad española ha sido superando tabús. Metafóricamente, es como cuando llegamos a una playa y tenemos muchas ganas de meternos en el agua: puede que esté fría, y tenemos miedo a lanzarnos de golpe, pero poco a poco nos vamos despojando de los miedos a medida que metemos el pie. De alguna forma, eso es lo que ha sucedido con la inversión en bolsa. Considerado un mundo para ciertas elites y visto incluso con escepticismo por el trabajador de a pie, se trata ahora mismo de un mundo no solamente instalado, sino de rentabilidad a estudiar.

Como en todo negocio, la finalidad última de la inversión en bolsa pasa por el máximo beneficio posible con el gasto no mínimo, sino más acertado. Es ahí donde entra el juego el papel de los bróker: ese socorrista que a la hora de meter el pie en el mar por primera vez vela por nuestra estabilidad. La única diferencia es que, en este caso, aunque creamos que sabemos nadar siempre es aconsejable tenerlo a nuestro lado. Se trata de una figura tan en auge, que el sector se ha emancipado tanto y reinventado de tal forma que numerosas multinacionales de la inversión ofrecen la posibilidad de entrar en el mercado sin comisiones, y de manera cada vez más barata. Es precisamente por eso por lo que resulta determinante encontrar el Bróker más barato para poder operar con total garantía, minimizando gastos.

El nuevo perfil de inversor, alejado de aquellos grandes trasatlánticos de los 80 en sus despachos neoyorquinos, habla de una persona que ni siquiera ha cumplido los 40 años y que usa su smartphone tanto para relacionarse socialmente como para manejar el mercado bursátil. Así sería el cliente medio de entre los cinco millones de españoles que tienen en su poder al menos una acción.

Proporcionalmente al incremento de la comodidad y la eliminación de barreras han crecido algunas amenazas tanto éticas como económicas: se ha superado la burocracia de oficina en favor de lo instantáneo y personal de las app de turno, pero también muchas oficinas radicadas en paraísos fiscales buscan meterse de lleno en esta marea favorable de la inversión bursátil española. De la misma forma que su servicio ofrece saltar muchos puentes en lo que a trámites se refiere, ellas mismas se saltan otros de carácter ético y moral.

XTB es un pionero, con veinte años de experiencia, en la inversión sin comisiones. Desde sus oficinas en Madrid aporta ese valor añadido, muy apreciado por un inversor, al combinar producto, servicio, regulación CNMV y ESMA… el capital de sus clientes va a parar a territorio nacional, algo que debería ser la norma pero que, evidentemente, en el incumplimiento de la misma se hace muchísimo daño a la imagen del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.