El PP exige a Inés Rey que solucione los problemas de limpieza y mantenimiento de los vestuarios de los campos de Visma

El Grupo Popular exige a Inés Rey que solucione de forma urgente los problemas de falta de limpieza y de mantenimiento de los vestuarios de los campos de fútbol de San Pedro de Visma.

Clubes y árbitros han trasladado al Grupo Popular que después de cada partido de fútbol base, los vestuarios quedan anegados por los ocupantes del anterior encuentro. Ante el requerimiento de los clubes a los servicios de limpieza y mantenimiento y su negativa alegando que no disponen de personal, los directivos de los equipos se ven obligados a retirar ellos mismos el exceso de agua en los vestuarios, situación grave de por sí y más teniendo en cuenta la situación sanitaria en que nos encontramos.

También se reclama que se arreglen determinados vestuarios en los que hay goteras, ya que lo único que se ha hecho es colocar cubos para que el agua no caiga al suelo. Los deportistas, tanto futbolistas como árbitros, trasladan sus quejas por el mal estado de estas instalaciones ante la pasividad municipal.

El PP considera que esta situación está provocada por que la concejalía de Deportes tiene en precario 15 los 23 contratos de que dispone. Después de dos años y dos concejales, la situación administrativa de los diversos contratos es catastrófica, con una falta de previsión absoluta y no es el único campo de fútbol dependiente del ayuntamiento que se encuentra con problemas.

Campo de Visma, vestuarios

Ha tenido que anular la reforma del campo de Eirís, adjudicada por más de un millón de euros, por el incremento de un 25% del coste por el aumento de precios sin que comenzasen las obras por problemas administrativos culpa del propio Gobierno municipal. Esto obligará a una nueva licitación, que aún no se ha producido, con un sobrecoste de unos 250.000 euros, perjudicando así al CD Eirís y al resto de clubes que tienen que usar otras instalaciones para entrenar.

Este sobrecoste se une al aprobado para los campos de la Torre, donde en dos de los cuatro se han producido anomalías relacionadas con las medidas de los campos y un sobre coste de 150.000 euros, sumando con el de Eirís 400.000 euros de incremento de costes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.