La caída más grande del Bitcoin en los últimos 6 meses arrastra a las altcoins con él

La criptomoneda con mayor capitalización de mercado cayó un 7%, hasta llegar a un mínimo de 34.020$. Ethereum y otras muy negociadas pierden gran parte de su valor

El precio del Bitcoin se mantuvo a la baja desde el viernes, después de un episodio de volatilidad que lo enviara al mínimo en aproximadamente 6 meses. Así, acumuló una caída del 50% desde su récord de noviembre.

El nerviosismo se presentó entre los trader, quienes hicieron liquidaciones de 725 millones de dólares en total de Bitcoin y las altcoins, entre todas las plataformas de negociación disponibles. De esa cantidad, 292 millones representan las posiciones en BTC.

Los analistas no se ven optimistas con respecto a una pronta recuperación, especialmente porque la que se consideraba la línea de soporte de los 40.000 se vio rota. Por ahora, se espera que haya una tendencia aún más bajista, y con mínimos considerablemente más bajos: los más conservadores prevén que incluso se llegue por debajo de los 30.000 dólares este mes.

El golpe para las altcoins

Como suele suceder, el comportamiento de las altcoins suele acompañar la tendencia de la cripto pionera, y ahora se encuentran en negativo. Mientras que Ether y Binance Coin tuvieron una caída de aproximadamente el 10%, las monedas de menor capitalización como Cardano sufrieron un descenso mayor del 11%. En el peor de los casos, las pérdidas son del 15%.

Mientras que el Ether se mantuvo estable en su zona de soporte de 2.730 dólares durante septiembre, ahora ha empezado un ciclo bajista importante. Por ahora, las bajas más significativas tocan incluso los 2.500 dólares, precios que no se habían visto tan bajos desde agosto del año pasado.

El resto de tokens han tenido una suerte similar. Incluso el Cardano negó por completo todas sus ganancias después de la caída tan marcada que ha tenido, pero esto no es exclusivo. Las mejores altcoins como Ripple, Polkador, Litecoin y Solana, entre otras, han cotizado a la baja en un amplio rango de entre 5 y 15%.

El contexto internacional

La última semana ha sido dura para las criptomonedas por diferentes motivos. Quizás el más natural sea la corrección de los papeles tecnológicos de las bolsas mundiales, ya que el Nasdaq cayó un 5% en este lapso. Esta venta de acciones tecnológicas suele acontecer cuando los bonos del Tesoro estadounidense planea endurecer su política monetaria.

Sin embargo, el panorama en todo el mundo ha sido complicado para las criptos. Las medidas regulatorias en el sector han comenzado a aparecer con mayor fuerza en varios países. Esta semana, España, Reino Unido y Singapur tomaron medidas en materia de promoción y publicidad de las criptomonedas.

El caso de España es bastante controvertido. La Comisión Nacional del Mercado de Valores estableció que, a partir del 17 de febrero de este año, las publicidades deben indicar de forma explícita que las criptomonedas no son un mercado regulado, y que se trata de inversiones no aptas para los inversores minoristas.

Mientras, Reino Unido todavía no ha especificado las regulaciones en cuanto a la publicidad, aunque ya anunció que se va a asegurar que el contenido sea claro.

El caso de Rusia: ¿por qué importa tanto?

El mayor impacto que sufrieron las criptomonedas ocurrió hace un par de días, cuando el banco central de Rusia propuso prohibir completamente el minado y el intercambio de estos activos. Su razón de mayor peso es que las considera como un riesgo para la estabilidad financiera y la soberanía de la política monetaria.

El país considera que son utilizadas para el lavado de dinero y otras operaciones ilegales, además de ser una fuente importante de especulación que podría crear burbujas en el mercado. Por ahora, el minado e intercambio son legales, pero no están permitidas como método de pago.

Rusia es el tercer país en el que se realizan más operaciones de minería, representando el 13,6% del minado mundial. El denso clima político que ha atravesado el país durante este mes ha contribuido en la perturbación tan marcada del mercado de las criptomonedas. Las medidas tomadas están generando una fuerte incertidumbre para verlas a largo plazo como una inversión.

¿Este es el fondo?

Es la gran pregunta de los inversionistas en criptomonedas. En cuanto al Bitcoin, parece ser que se encuentra muy cerca de llegar al fondo, para luego rebotar y seguir su tendencia al alza. Se trata de un momento interesante para los interesados en invertir en BTC y en las altcoins en general, siempre que tengan un capital suficiente.

Por otro lado, tenemos predicciones de precios que no son nada favorables. Parece ser que los traders que operan a la baja están con una ventaja muy marcada, ya que la tendencia bajista podría continuar. Según esta línea de pensamiento, podríamos llegar a ver incluso un Bitcoin en torno a los 20.000 dólares, como hace ya un par de años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.