No solamente podemos ser ‘friendly’ con nuestras mascotas, sino hacerlas ‘healthy’ o ‘veggie’

El cambio en los hábitos tradicionales de los animales a nuestro cargo, hasta el punto de compartir tipo de dieta con sus amos, tiene numerosas teorías al respecto, pero el punto común de acuerdo y universalmente aceptado es que debe ser pautado por un profesional veterinario

Uno de los dichos más recurridos y recurrentes sobre la amistad es aquel que nos invita a «cuidar a quien te cuida». Y lo cierto es que no le falta razón, pero en ocasiones no solamente tenemos que mirar a ese ‘quien nos cuida’ a la altura de los ojos. Para muchos vecinos o conocidos, y cada vez más de todas las edades, ese ‘cuidador’ anda a cuatro patas, habla un idioma sin palabras, aunque igualmente efectivo para referirse a nosotros, o nos pide jugar para dibujarnos esa sonrisa que tanto necesitamos.

Si nos preguntasen la primera palabra que viene a nuestras cabezas en una hipotética pregunta sobre la figura que consideramos que más nos ha cuidado, seguramente a muchos les venga la de la abuela. ¿Y de qué forma cuidaban las abuelas? tradicionalmente se ha ligado su figura a la de la alimentación, a sus abundantes e interminables raciones y a esa cara de preocupación pidiéndonos que siguiéramos comiendo, que nos íbamos a quedar en los huesos. Ahora que nos toca ser cuidadores, ponernos en el papel de la abuela. Y, en ese sentido, este enlace dará solución gourmet a buena parte de esas preocupaciones.

¿Acaso es posible imaginarnos a nuestras abuelas profesarnos ese amor natural y alimentarnos a base de procesados o del primer producto de oferta procesado que se cruce en su camino? Una preocupación muy extendida, en tiempos de las dietas cada vez más healthy y con nombres más exóticos, es la posibilidad de hacer omnívoros a los más carnívoros, o directamente veggies, en una comunión de hábitos entre el dueño y la mascota. Se trata de adaptar los deseos y los designios naturales, por lo que deben ser pasos muy minuiciosos, pero sobre todo jamás dados de forma intuitiva o a grandes rasgos. Resulta fundamental el consejo veterinario profesionalizado y con experiencia, como el que se puede encontrar en este enlace para que nos paute una alimentación acorde a las necesidades del animal, especialmente en el caso de los canes.

En relación a la alimentación vegana en un perro la opinión más generalizada es que no se recomienda ya que según algunos expertos, esta debe constar de suplementos y proteínas de origen animal porque de otro modo nuestra mascota tendría un déficit de aminoácidos específicos y de taurina, algo que a la larga repercutiría de manera nociva en su salud. Por otra parte hay opiniones que sí confían en este tipo de alimentación veggie en perros, pero matizando que no de manera exclusiva y sí como complemento a una dieta carnívora.

Aunque es bien cierto que en el mercado existen piensos y snacks de origen vegetariano, lo más recomendable es asesorarse y consultar siempre a un veterinario de confianza.

Pero, la salud de nuestro compañero peludo no solo se resume a una sana alimentación. Por ello, es bueno pararse a conocer las ofertas de productos relacionados con la higiene y el cuidado físico en nuestra tienda para mascotas. Champús, lociones, cortauñas e incluso ropa para mascotas, son herramientas muy útiles en este sentido. Es importante también satisfacer otras necesidades relacionadas con el entretenimiento y la recreación. Para ello es importante no obviar las mejores herramientas como los juguetes, collares y correas para los paseos y otros productos que te ayudarán a mejorar las habilidades de nuestra mascota en muy poco tiempo. Por otro lado, el mercado dispone también de gran variedad de comederos y bebederos que le encantarán a tu mascota.

Y es que, aparte de comer bien, ¿alguna vez nuestra abuela nos dejó sin higiene o sin hacernos sentir como los reyes de nuestra casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.