Feijóo agradeció a sus compañeros que le hayan “animado” a que se presente, aunque dejó claro que el que tiene que decidir si lo hace o no es él

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, agradeció este jueves a sus compañeros que le hayan “animado” a que se presente a liderar el Partido Popular, aunque rehusó confirmar oficialmente su candidatura alegando que el XX Congreso Nacional, que tendrá carácter extraordinario, aún no ha sido convocado por la Junta Directiva Nacional, que se reunirá el martes 1 de marzo.

Al salir de la sede nacional de la formación de madrugada, Feijóo sostuvo que la reunión del presidente nacional del PP, Pablo Casado, con los líderes regionales de la formación durante cuatro horas y media ha sido “muy importante” dado que el partido tenía una situación de “colapso orgánico” y, “lo que es más preocupante, una enorme desafección social”.

Tras el comunicado “por unanimidad” en el que se informa de que Casado no se presentará al XX Congreso Nacional, que será extraordinario y se celebrará el 2 y 3 de abril, pero mantendrá el cargo hasta entonces, Feijóo resaltó que este partido lleva 40 años al servicio de España y va a seguir “mucho tiempo” así.

“El PP sigue garantizando la alternancia política en España”, subrayó, además de celebrar que de esta cita ha salido un partido “normalizado” hasta el 2 y 3 de abril, cuando será el cónclave extraordinario. Eso sí, rehusó hacer “ninguna valoración” oficial sobre su candidatura alegando que el Congreso “no está convocado”.

Cuando se convoque, “es lógico que cualquier candidato podrá presentarse al mismo”, enfatizó. Mientras tanto, opinó que sería “muy sorprendente” que dijera que se presenta sin una convocatoria oficial, que solo tiene potestad de hacer la Junta Directiva Nacional que se ha convocado para el próximo martes y tiene este punto en el orden del día.

En su caso, resaltó que intenta ser una persona “previsible, seria y respetuosa” y defendió en todo momento su pertenencia a un partido democrático que hace cónclaves democráticos. Eso sí, agradeció “muchísimo” a sus compañeros que le hayan “animado” a que se presente, aunque dejó claro que el que tiene que decidir si lo hace o no es él.

Evitó así “profundizar en la frivolidad política” al hablar de su presentación a un Congreso no convocado y pidió dejar que “las cosas fluyan”. Sore Casado, dijo que es “un señor de la política” y se mostró convencido de que así lo reflejarán las próximas crónicas. “Los acontecimientos de los últimos meses, unidos a los de la última semana, le han llevado a no presentarse y a convocar un Congreso extraordinario y eso es lo que ha hecho”, dijo.

(SERVIMEDIA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.