800.000 niños y niñas refugiados huyen de Ucrania y corren el riesgo de ser separados

Se calcula que unos 800.000 niños y niñas han huido de Ucrania en las últimas semanas, ya que el número total de personas refugiadas que huyen de este país alcanza hoy los dos millones de personas. Un número cada vez mayor, que están llegando solos, sin apoyo familiar y en una crisis de protección infantil que va en aumento

Los informes procedentes de la frontera sugieren que algunos niños y niñas están llegando sin compañía después de haber sido enviados por familiares que no podían salir de Ucrania pero querían que sus hijos e hijas estuvieran a salvo de los ataques terrestres y las explosiones aéreas. Otros han sido separados de sus familias en el caos de la huida de sus hogares. Muchos de los que han llegado solos tienen menos de 14 años y muestran signos de angustia emocional.

Save the Children está trabajando para establecer procedimientos de localización y reunificación familiar con otras agencias para ayudar a reunir a los niños y niñas con sus familiares y amigos en Polonia y los países vecinos, así como para establecer sistemas de protección de la infancia y mecanismos de información para mantener a los niños a salvo.

Irina Saghoyan, directora de Save the Children para Europa del Este, ha explicado que «los padres y madres están recurriendo a las medidas más desesperadas y desgarradoras para proteger a sus hijos e hijas. Esto incluye enviar a sus hijos e hijas con vecinos y amigos, para que busquen seguridad fuera de Ucrania, mientras ellos se quedan en casa para proteger sus hogares».

«La separación puede suponer un profundo estrés psicológico por la incertidumbre y el miedo de lo que pueda suceder. También aumenta el riesgo de violencia, explotación, tráfico y abusos. Muchos de estos niños y niñas separados viajan con sus hermanos mayores o sus familias extendidas. Otros viajan con vecinos u otros adultos. Necesitan protección y apoyo y siguen siendo increíblemente vulnerables», ha señalado Saghoyan.

La directora de Save the Children para Europa del Este ha añadido que «hay que hacer todo lo posible para evitar la separación de los niños de sus cuidadores y garantizar la localización inmediata de la familia y la reunificación cuando se produce la separación. Sabemos que cuanto más rápido actuemos, más probabilidades habrá de reunir a los niños y niñas con sus cuidadores. Seguiremos respondiendo donde más se nos necesite y donde los niños y niñas necesiten protección urgente».

Save the Children hace un llamamiento a las autoridades fronterizas y a los agentes humanitarios para que pongan en marcha medidas que permitan mantener a los niños y niñas con sus cuidadores, proporcionen apoyo psicosocial centrado en los niños y niñas y activen programas para evitar la separación. Estos servicios deben incluir espacios adaptados a la infancia, información adaptada a los niños y niñas, localización y reunificación de las familias y apoyo a la salud materna.

Foto portada: © WFP/Marco Frattini

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.