Carretillas elevadoras: equipos de elevación de almacén

Las carretillas elevadoras son equipos de elevación especializados que se utilizan en gran medida en terminales de fabricación y almacenes. Son unas máquinas compactas y maniobrables  e indispensables para operaciones tales como mover, levantar, descargar mercancías o apilar paletas.

Diseño de las carretillas elevadoras

Los diferentes tipos de carretillas elevadoras presentan prácticamente el mismo diseño, el cual está formado por los siguientes elementos:

  1. Las carretillas elevadoras están equipadas con unidades de potencia eléctricas, de gasolina y diésel. Asimismo, hay carretillas elevadoras con motores híbridos que pueden funcionar con múltiples tipos de combustible.
  2. En el marco se unen otros elementos de las carretillas elevadoras y representa la mayor parte de la carga que soportan.
  3. Las carretillas elevadoras trabajan con cargas pesadas, incluso a alturas considerables. Para evitar que el equipo vuelque, dispone de un contrapeso, que se encuentra en su parte trasera.
  4. En el interior se encuentra el puesto del operario con todos los controles. Las cabinas cerradas pueden equiparse con aire acondicionado y están diseñadas para trabajar en condiciones difíciles. También se complementan con una valla protectora, que evita lesiones al operario en caso de caída de la carga.
  5. Mástil. Elemento vertical de la estructura de las carretillas elevadoras que levanta y baja directamente la carga. Las horquillas y otros equipos de elevación están sujetos al mástil. Este elemento puede tener diferentes longitudes y diseños, y puede constar de hasta tres secciones. Los mástiles de tres secciones son capaces de levantar cargas a una altura de hasta 14 m.
  6. Mecanismo de elevación. En una carretilla elevadora, puede ser estándar o de rueda libre. En el primer caso, el mástil se eleva junto con el equipo de elevación. El mecanismo de elevación libre es adecuado en lugares donde el espacio es limitado. Con esta configuración, el mástil permanece en su lugar mientras la carga se desplaza sobre el carro a través de un cilindro hidráulico adicional.
  7. En el carro se instalan los accesorios principales o adicionales. Está montado sobre un mástil y se mueve a lo largo de él con la ayuda de cojinetes, rieles y cadenas.
  8. Permiten que la carretilla elevadora se mueva libremente sobre el suelo del almacén o taller donde se utilice.

Consideraciones a tener en cuenta para elegir carretillas elevadoras

Al comprar una carretilla elevadora, debe tener en cuenta las condiciones en las que se utilizará, por ejemplo, la configuración del almacén, el ancho de los pasillos, la altura de las estanterías, etc. Asimismo, se debe considerar cuánto pesarán las cargas con las que operará la carretilla elevadora. Estos factores afectan la capacidad de carga máxima y la altura de elevación máxima de la carretilla elevadora.

Una característica importante de las carretillas elevadoras es el tipo de accionamiento. Los motores diésel y de gasolina son potentes y tienen una capacidad de carga importante. Sin embargo, está prohibido su uso en habitaciones cerradas debido a las emisiones nocivas que emiten. Además, este tipo de carretillas elevadoras se distinguen por un mayor nivel de ruido.

Las carretillas elevadoras eléctricas son ecológicas y silenciosas, por lo que se pueden utilizar en interiores. No obstante, estos modelos requieren una recarga constante de las baterías.

Asimismo, es necesario tener en cuenta el tipo de ruedas que incorpora la carretilla elevadora. Las ruedas con neumáticos son óptimas para su uso en almacenes con suelos irregulares. Los neumáticos macizos son más rígidos y duraderos, pero tienen poca amortiguación. Por lo tanto, son más adecuados para su uso en superficies planas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.