La apasionante aventura de Iñaki Bea como seleccionador de la República Dominicana

Tras años trabajando a diario junto a José Luis Mendilibar, ha comenzado una apasionante aventura en el Caribe. Tras ganar con la Selección AFE Fútbol la Korantina Homes Cup en Chipre, Iñaki Bea (Amurrio, Álava, 27 de junio de 1978) recibió una propuesta que le cambió la vida

Finalmente Iñaki se convertiría en seleccionador nacional de la República Dominicana, firmando un contrato de dos años. “Todo un reto que afronto con enorme pasión”, reconoce el técnico vasco, agradecido por la apuesta que por él ha hecho la Federación Dominicana de Fútbol (FEDOFUTBOL).

En esta aventura le acompañan Juan Francisco Roldán (segundo entrenador), Juanma Alcedo (preparador físico), Dani Giménez (preparador de porteros) y Luis ‘Chano’ Abengózar (nutricionista).

Dos años en los que asume el reto de dar un fuerte impulso al fútbol dominicano, país en el que el béisbol es deporte nacional, pero donde el deporte rey a nivel mundial va creciendo poco a poco. Durante esta semana, el combinado caribeño se encuentra concentrado en las instalaciones de Pinatar Arena (Murcia), donde Iñaki Bea y su equipo técnico trabajan por vez primera con un plantel formado por futbolistas que juegan en diferentes puntos del planeta.

Jugadores ‘españoles’

Ante “un reto tan importante y muy bonito”, en su primer contacto con los futbolistas pretende que “se sientan felices y queridos, queremos darles todo tipo de facilidades para conseguirlo”, señala. En esta primera convocatoria ha citado a varios jugadores que están establecidos en España, casos de Johan Guzmán (C.D. Guijuelo), Álex Jiménez (Unión Esportiva Sant Andreu), Joao Urbáez (A.D. Alcorcón), Rafael Núñez (U.D. Almería), Carlos Ventura (Mazarrón F.C.) y Nowend Lorenzo (C.A. Osasuna).

“El fútbol en República Dominicana todavía debe evolucionar, no hay que olvidar que el béisbol es el deporte nacional. Pero poco a poco está cogiendo fuerza en determinadas zonas del país”, explica Iñaki. “El fútbol tiene mucho que crecer y la federación está haciendo grandes esfuerzos para que así suceda. Estamos en fase de aprendizaje y crecimiento, pero considero que es un equipo que tiene potencial, sin olvidar que cada vez más niños empiezan a jugar al fútbol”, remarca.

Establecido en Santo Domingo, la capital, “una locura de ciudad por el tráfico”, Iñaki destaca que en el país “se siguen las ligas extranjeras, la Champions League…”, siendo su primera misión ordenar determinadas cuestiones relacionadas con el trabajo diario de la FEDOFUTBOL, “diseñar un plan, profesionalizar todas las estructuras a todos los niveles, etc.”.

Se trata de una selección que nunca se ha clasificado para disputar una Copa de Oro (torneo internacional de selecciones de fútbol más importante de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe) y el reto que tiene por delante el entrenador español es conseguirlo.

En junio se pone en marcha la Nations League 2022-23 de la Concacaf (Confederación de Fútbol de la Asociación del Norte, Centroamérica y el Caribe), estando encuadrada la selección de Iñaki en la Liga B. Una competición, en una primera fase, en formato liguilla en la que 16 selecciones se dividirán en cuatro grupos, y que es la plataforma para que la República Dominicana dispute el próximo año la ansiada Copa de Oro.

‘Fichajes’

Con futbolistas establecidos en la élite como Mariano (Real Madrid) y Junior Firpo (Leeds United), ambos seleccionables pero que por el momento no han dado el paso para alistarse, Iñaki Bea apunta a otros que podrían dar un impulso a la selección. Se trata de Peter Federico (Real Madrid Castilla), Edgar Pujol (Juvenil B Real Madrid) o Álex Balde (Barcelona B), que deben decidir si apostar por vestir la roja de España o la camiseta de la República Dominicana. “Con todos estos futbolistas en el equipo, creo que se podría aspirar a clasificarnos para disputar un Mundial”, apunta el seleccionador.

“Es importante hacer ver a esos jugadores que se hacen las cosas bien, lo que ayudaría a que dieran el paso adelante”, incide, y por ello “me fijo mucho en Canadá y Curaçao, que han logrado atraer a futbolistas en una situación similar y que finalmente han decidido jugar con dichas selecciones. En el caso de Canadá, muy cerca de clasificarse para disputar el Mundial de Qatar”, apunta.

También destaca que “tenemos localizados en todo el mundo a todos los futbolistas que son susceptibles de ser seleccionados, gracias al gran trabajo de la federación. Hay muchos y creo que pudiendo contar con la mayoría, formaríamos un equipo perfectamente preparado para competir”.

Metodología

Recuerda que, históricamente, los seleccionadores nunca han vivido en la República Dominicana, pero no es su caso, pues cree que “es importante estar allí porque quiero conocer al futbolista local y organizar pequeños ciclos de trabajo con los chicos que considero pueden ser interesantes con vistas al futuro. Hablo de jugadores de entre 18 y 23 años. Además, a mí me gusta el trabajo diario sobre el campo”.

Para ello, Iñaki necesitará la colaboración de los clubes, que le cedan esos jugadores durante determinados días para trabajar con ellos. “Se trata de inculcar una metodología de entrenamiento y de juego más europeo, hacerles ver cómo quiero que juegue la selección nacional”, explica. Y considera que, en una selección nacional, “es necesario individualizar más el trabajo para conseguir que finalmente se juegue como un equipo”.

La liga dominicana tiene seis años de vida y la disputan ocho equipos. “Poco a poco están creciendo, pero a nivel táctico deben mejorar y, sobre todo, deben jugar con más organización. Creo que a nivel de marketing necesita un impulso importante. Allí se asociaba el fútbol a la gente pudiente, pero ahora está penetrando en los barrios, que es una importante manera de crecer”, dice Iñaki Bea para acabar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.